PARA CERRAR EL AÑO CON ESPERANZA

0 Comentarios
Copa del Rey (Octavos de final, ida): Sevilla 5, Málaga 3. Sí, la Noche Buena para Sevilla, llegó en vísperas a la Navidad. Se hizo desear bastante, aunque lo que tarda, al fin y al cabo, siempre se disfruta más. Para cerrar el año con la convicción de que el equipo de Gregorio Manzano, definitivamente, puede enderezar el rumbo en 2011. La reacción, y posterior triunfo sobre Málaga en la ida de los octavos de final de la copa, le devolvió vida y luz al pueblo Sevillista. Fue 5 a 3, en un partido repleto de emociones.

Y ya desde el vamos, las redes en el Sánchez Pizjuán comenzaron a arder. Al minuto 11, después de una magnífica asistencia de Escudé, Alfaro definió bárbaro para poner el 1 a 0. Sevilla comenzaba con el pie derecho, sin embargo, los errores defensivos nuevamente le iban a jugar una mala pasada. Los mismos desacoples que atraen a los fantasmas desde el comienzo de la temporada (por no decir desde hace mucho tiempo más).

Una jugada aislada de la visita, 8 minutos después de la apertura, culminó con el venezolano Rondón absolutamente solo dentro del área. El delantero del Málaga convirtió el empate, para generar una total incertidumbre en todo Nervión. Y qué decir cuando al rato Quincy desbordó por la izquierda, tiró el centro, y otra vez Rondón anotó para el equipo del chileno Manuel Pellegrini. El público atónito. Dos llegadas, dos goles recibidos. Así de simple, así de alarmante.

Lo empató Negredo, de cabeza a los 32. Luego, Rondón y Quincy, socios de lujo a ésta altura, nuevamente pusieron arriba al Málaga con la definición del segundo, tras el centro del sudamericano. Otro baldazo de agua fría, aunque aquí nació una certeza. El segundo tiempo era clave. El equipo, o reaccionaba, o media temporada perdida.

Y Sevilla, plantándose ante un destino mediocre, sacó las garras que tanto le pedíamos. En los anteriores partidos, en los momentos complicados, no apareció la personalidad característica del conjunto Andaluz. Frente al Málaga, sí, y créame que es un motivo más para brindar en éstas fiestas. Porque éste tipo de reacciones, abren la puerta a nuevas ilusiones. Sirven para volver a creer.

El complemento fue muy distinto. Sevilla lo jugó como una final y, lógicamente, iba a quedarse con el partido. Lo pasó por arriba. A los 20, Romaric, de lo mejorcito en lo que va de la 2010-2011, de afuera del área y ante una floja reacción de Rubén, empardó el trámite. El marfileño también le dio la ventaja a 10 del final, con un certero cabezazo. Y dos minutos más tarde, Diego Capel condecoró la goleada. 5 a 3.

Se extrañaba una victoria así. Llegó en la última presentación del 2011. Para brindar y añorar un próspero año próximo. Feliz navidad y comienzo de 2011 a todo el pueblo Sevillista. Gracias por el respeto de siempre. Saludos desde Argentina.

NI JUGANDO BIEN SUMA

2 Comentarios

Liga Española (fecha 16): Real Madrid 1, Sevilla 0. No es el año, no es el momento. Sevilla hizo méritos suficientes en el Bernabeú para llevarse algo más, pero nuevamente se quedó con las manos vacías. El conjunto de Nervión le jugó de igual a igual al Madrid de Mourinho, que sobre el final marcó la única diferencia a través del argentino Ángel Di María. Sevilla perdonó, no aprovechó el hombre de más en un pasaje importante del complemento, y el conjunto Merengue se encontró con demasiado premio. Con un regalo caído del cielo, para desazón del pueblo Sevillista.

El conjunto de Manzano salió a la cancha concentrado, sabiendo que no debía regalar absolutamente nada. Casi se pone arriba con un cabezazo de Escudé al minuto 25, que se fue muy cerca del palo izquierdo de Casillas. Por su parte, el Real Madrid practicamente que no lastimó al Sevilla en la etapa inicial, a no ser por un aislado remate de Di María, que controló bien Palop.

Sin abrumarse, con paciencia y determinación, de a poco Sevilla fue controlando el juego. Se hizo dueño de la pelota, y generó la chance más clara a los 14 del segundo tiempo. Negredo quedó cara a cara con Casillas, pero increíblemente elevó el remate. Allí el equipo Andaluz comenzó a dar ventajas. Le otorgó una vida más al Madrid, y eso es equivalente a jugar con fuego. Y más cuando al rato, fue expulsado Ricardo Carvalho por doble amonestación. Sevilla jugó mejor en igualdad de condiciones, que con un jugador más.

Y el Merengue, fue la contracara. Reaccionó, ante la adversidad. Un rebote dentro del área a los 31, favoreció a Di María, que enfrentó a Palop que salió lejos, le amagó, y tras dejarlo fuera de combate, con la zurda puso el 1 a 0.

Después del gol, se terminó la historia. Sevilla jamás pudo recuperarse de semejante golpe, y para colmo de males, ya en tiempo cumplido, fue expulsado Dabo. Quinta derrota al hilo en la Liga, que preocupa a propios, y sorprende a extraños. Fue la última presentación liguera en 2010, con el deseo de un próximo año mejor. Es decir, con un 2011, nuevamente, con Sevilla entre los mejores.

EMPATE CON AROMA A RESURRECCIÓN

1 Comentarios

UEFA Europa League (fecha 6): Sevilla 2, Borussia Dortmund 2. Sevilla sigue jugando en Europa. El empate le servía al conjunto Andaluz, para continuar con vida en la UEFA Europa League. Aunque, el principal rival a vencer para alcanzar el objetivo, y más allá que el Dortmund alemán de por sí es un duro escollo, era el Sevilla mismo. En los últimos partidos, se vio la peor versión del Sevilla, en años. Sin rumbo, energías, y por consiguiente, resultados positivos para sacar el barco a flote.

Los de Nervión empataron con los teutones 2 a 2, y de ésta manera accedieron a un lugar en la siguiente instancia de la copa. Costó mucho, por no decir todo. El nivel futbolístico no era bueno, por eso hubo que apelar a otras variantes, para hacerle partido a uno de los mejores de la Bundesliga. La entrega, que en otras presentaciones se ha criticado, en ésta final anticipada, no hubo a quien reprocharle. Sevilla dejó todo, y acompañado por su gente que copó el Sánchez Pizjuán y actúo como "jugador número 12" en los momentos críticos del partido, consiguió una brisa de aire fresco, en un clima, últimamente, caldeado.

Y eso que, al comienzo, otra vez arrancó con el pie izquierdo. Kagawa, a los 3 minutos, pescó un rebote en el borde del área, y su remate se desvió en Alexis, para descolocar a Palop y poner el 1-0 parcial. Nuevamente, los fantasmas pisaban el césped del Pizjuán.

Allí fue donde apareció el equipo. En el instante más adverso. Lo metió en un arco. Primero intentó Romaric, después Perotti. Lluvia de centros que cayeron incansablemente sobre el área alemán. El empate estaba al caer, y llegó a la media hora de partido. Centro sobre la derecha que no pudo controlar Luis Fabiano, pero sí Romaric, que fue pura garra y corazón, y le pegó con alma y vida para empatar el trámite.

La ráfaga Sevillista no terminó ahí, ya que 4 minutos después, un envío de Perotti cayó en la testa de Kanouté, que de pique al piso, la puso al lado del palo. Sí, en 4 minutos Sevilla hizo lo que no pudo hacer en 4 partidos. Con determinación, se puso arriba. Demostrando que todavía hay vida en Nervión. Que se puede.

En el complemento, lógicamente, se vino el Dortmund necesitado de los 3 puntos. Lo igualó rápidamente con Subotic tras un córner, pero la remontada germana, quedó en eso. Sevilla se cerró bien atrás, y sobre el final tuvo alguna que otra oportunidad para cerrar el trámite, aunque el juego culminó en tablas. 2 a 2. Punto que, parece mentira, a ésta altura es de oro. Los de Manzano siguen en carrera, con la ilusión de llegar a una nueva final europea. Porque claro, nunca hay que perder las esperanzas, por más que todo pareciera ir a contraviento. Nunca.

Europa League Sevilla FC - Borussia Dortmund JC from Jesus-Creations on Vimeo.

EL QUE MÁS RUGIÓ FUE EL LEÓN

0 Comentarios

Estudiantes campeón Torneo Apertura 2010. Incuestionable campeón. A pesar de que una vez más, a partir del título del conjunto platense, se abrió la discusión de quién fue el que jugó mejor. Porque Vélez, fue más vistoso, pero al fin y al cabo, el que sumó más puntos, fue Estudiantes, por ende, el merecido ganador del Apertura. Sin brillar, pero mostrando solidez y personalidad en los momentos clave, el Pincha se quedó con el quinto título doméstico de su historia.

Sin dudas, que en la recta final, lo persiga bien de cerca un equipo como Vélez, a Estudiantes le vino bárbaro. Porque nunca se descuidó. Al mínimo error, el elenco de Alejandro Sabella sabía que podía perder todo. Ya venía de un subcampeonato (con un equipo mucho más rico en nombres), y necesitaba una revancha, para revindicar todo lo hecho en 2009, con la obtención de la Libertadores incluida. Porque la hegemonía del León, no estaba terminada. Y éste grupo de jugadores, con coraje y determinación, iba a ratificar la teoría. Ésa que lo deposita, en los últimos años, como el mejor equipo del país.

Sacó 45 puntos. Arrollador. Ganó el clásico ante Gimnasia, le ganó a todos los grandes, y sólo cayó ante All Boys y Tigre. Aferrándose a la seguridad de Agustín Orión, fue la vaya menos vencida (8), y (utilizando términos basquetbolísticos), con un goleo repartido, culminó el torneo como la segunda delantera más goleadora, detrás de El Fortín (32, uno menos que el conjunto de Ricardo Gareca).

Su obra cumbre, se llevó a cabo en la fecha 18 ante River en el Monumental. Un lapidario 4 a 0 ante un Millonario en ascenso, lo depositó en las puertas hacia una nueva estrella. Y en la definición, no iba a fallar. Costó, pero sobre el epílogo, Estudiantes pudo con Arsenal. La regularidad de su defensa, la constancia y entrega de Braña, el liderazgo de Véron, los chispazos de Enzo Pérez, y los goles de la Gata Fernández y el charrúa López, produjeron un nuevo estallido en media ciudad de La Plata. O, mejor dicho, dieron rienda suelta a otro rugido del León. ¡Salud campeón!

SEVILLA, EN CAÍDA LIBRE

0 Comentarios
Liga Española (fecha 15): Sevilla 1, Almería 3. No levanta el nivel, es superado por rivales a priori accesibles, y por ende, los resultados no aparecen. Una derrota más como local, ante Almería por 3 a 1, acrecienta la crisis futbolística de los de Nervión, que a ésta altura, atraviesan el peor momento de los últimos años. Sencillo. El peor, porque no hay respuestas ante la adversidad. Ni siquiera el equipo aparenta reaccionar en los momentos desfavorables. Ante un gol contrario, la cuestión resulta irremontable.

Almería se llevó el triunfo con justicia, porque nunca especuló. Quizás ése es un problema más para el Sevilla. Los rivales, ya no lo respetan ni en el Pizjuán. Y en parte, eso se debe al flojo rendimiento del conjunto de Manzano en las recientes presentaciones. Comenzó bien, incisivo, con un tiro en el travesaño de José Carlos, y hasta Kanouté falló un penal. Pero luego, tal y como viene ocurriendo, se cayó. Todo quedó en las insinuaciones de los minutos iniciales.

Y en el complemento, la debacle. Los errores de siempre, nuevamente condenaron al Sevilla. En el arranque, el colombiano Fabián Vargas (¡como se extraña en Boca!), tras un balón detenido marcó la apertura con golpe de cabeza. El ex Estudiantes, Pablo Piatti, la gran figura de la cancha, con un giro memorable afuera del área y posterior derechazo, estiró las cifras. Kanouté sobre el epílogo descontó, y otra vez Piatti, aunque ahora de taco (¡!), terminó de noquear al Sevilla. 3 a 1.

Se viene el Dortmund por la UEFA, quizás la aspiración Sevillista más seria en la 2010-11. El empate sirve. Eso sí, el pobre de Manzano tendrá mucho trabajo en los días previos. Su equipo no da señales de vida, y sí o sí, hay que resucitarlo a tiempo. Por ahora, permanece en terapia intensiva.

VOLVIÓ EL REY DE COPAS

0 Comentarios

Copa Sudamericana (final, vuelta): Independiente 3 (5), Goias 1 (3). Después de 15 años de sequía, Independiente volvió a subirse a la cima del fútbol sudamericano. En una final reñida y emocionante ante el descendido Goias, tras caer 2-0 en Brasil, estiró la serie a los penales al ganar el juego de vuelta por 3 a 1. Ante un Libertadores de América colmado, un Rojo muy laborioso, con esfuerzo y tesón, sin Silvera por suspensión, salió airoso de una parada brava, para retomar la sana costumbre de levantar copas.

No fue un semestre fácil para los de Avellaneda. Con la ida en el receso del Tolo Gallego y de varios futbolistas que habían sido importantes en el ciclo anterior, Independiente confió en Daniel Garnero, un ídolo de la casa, para hacer un buen torneo. Los resultados no se dieron, y el equipo jamás apareció. Sólo consiguió un triunfo bajo el mando del ex "10" Rojo, frente a Argentinos, en la primera ronda de la Sudamericana.

Después del interinato de Sá y Pavoni, arribó el Turco Mohamed, que le cambiaría la cara al, por ese entonces, olvidado Rey de Copas. Revitalizó a Fredes y Parra, y le sacó el máximo de su potencial a algunos elementos del semillero, caso Velázquez.

Primero, para tomar impulso, le ganó a Racing en el Apertura, y tras semejante envión, levantó vuelo en la copa. Pasada la barrera de Argentinos por el anterior cuerpo técnico, las nuevas víctimas del Diablo fueron Defensor Sporting, Tolima y el último campeón, la Liga de Quito.

El camino fue largo y sinuoso, pero Independiente continuamente mostró entereza ante los momentos adversos. Silvera (salvo su tonta expulsión en la final de ida), fue el más parejo, junto a Hilario Navarro y Tuzzio. Le dieron fútbol y experiencia a un equipo con varios jóvenes, que pudo cortar la mala racha y devolverle la gloria a media Avellaneda.

En la final, lo dicho. Derrota 2 a 0 en la ida, y a remontar en el desquite. Velázquez puso el 1-0, lo empató Rafael Mouras (por lejos lo mejor de Goias), y un doblete de Facundo Parra estiró la definición hacia el punto penal. Allí ganó Independiente 5 a 3. Para rencontrarse con un viejo amor. Para volver a saborear el gusto de un título internacional. En fin, para ser el que un día fue. ¡Salud campeón!

LAS GANAS NO ALCANZARON

0 Comentarios

Liga Española (fecha 14): Villarreal 1, Sevilla 0. Últimamente parece no alcanzar nada. Sevilla mejoró, sobró actitud, y le peleó el partido hasta el final al equipo (después de los inalcanzables Barcelona y Real Madrid) más regular de la Liga. Pero cuando venís torcido, no hay con que darle. La mala racha se extiende, y la preocupación, crece. Aunque, reitero, no fue más de lo mismo. Hubo un cambio. Y para bien.

Sevilla cayó por la mínima ante Villarreal en El Madrigal. Cuarta derrota en fila, que no permite añorar un futuro cercano con optimismo. Los de arriba se alejan, y el ingreso a las copas, también. Luchó, mereció empatar, le anularon dos goles. La marea, definitivamente, sigue yendo en contra.

El Submarino comenzó mucho mejor, es cierto. El conjunto de Manzano no reaccionó hasta el gol de Nilmar a los 30. Hasta ése momento, todo fue del local, que agigantó la figura de Palop. Santi Cazorla se mostró muy movedizo por la derecha, y complicó en ataque. El mencionado Nilmar, después de desperdiciar un par de ocasiones, desniveló tras una gran habilitación de Rossi. El brasileño enfrentó a Palop, lo dejó en el camino, y definió con el arco a su merced.

La reacción Sevillista, que no llegó a ser total, se produjo en el complemento. Kanouté entró más en juego, Negredo estuvo más incisivo, y Sevilla, casi lo iguala. Estuvo ahí nomás. Lo más cercano a la paridad, fueron los dos tantos anulados por posición prohibida. El primero a Kanouté (jugada muy fina, sancionado muy tarde por el línea, lo que generó confusión), y el segundo, casi sobre el epílogo, a Negredo (éste sí, fallo arbitral, ya que el ex Real Madrid estaba claramente habilitado).

En fin, fue 1 a 0 para Villarreal, con el solitario gol de Nilmar. Ni haciendo mérito consigue sumar. Sevilla terminó mal noviembre, y empezó peor el presente. Afortunadamente la Liga es larga, y la aspiración a entrar a las copas, sigue vigente. Es la esperanza en la que se aferra todo el pueblo de Nervión. La actitud, cambió. Ahora, solo resta que regresen los buenos resultados y que la suerte, de una vez por todas, le haga un guiño.

NO LEVANTA CABEZA

0 Comentarios

UEFA Europa League (fecha 5): PSG 4, Sevilla 2. La crisis futbolística del Sevilla se trasladó a Europa. En el único torneo en el que el conjunto de Nervión venía mostrando cierta regularidad, cayó por segunda vez en la competencia ante el Paris Saint Germain de Francia. 4 a 2 fue el traspié Sevillista, tercero al hilo contando Liga y UEFA.

El partido fue cambiante, y dos acciones puntuales terminaron inclinando la balanza hacia los locales que, demás está decir, ganaron con justicia. Sevilla arrancó bien en el primer cuarto de hora (de hecho Romaric estrelló un remate en el poste), pero luego, llegando a los 20, ingresó en una nebulosa defensiva (de ésas que abundan seguido en los tiempos que corren). Primera ráfaga fatal para el equipo de Manzano en la fría noche parisina. A los 17 y a los 20, la última línea durmió, y de dos córners, los galos sacaron doble ventaja. Bodmer y Hoarau, se encargaron de poner 2-0 arriba al PSG.

Allí surgió Sevilla, comandado por el que siempre da la cara en los momentos complicados. Fréderic Kanouté, capitalizó a la perfección sendos centros de Capel y Perotti, para empardar el trámite, a los 32 y 35, respectivamente. Parecía que la mufa se diluía. Semejante remontada, debía ser la principal inyección de optimismo, para ir por el triunfo.

Aunque al Sevilla últimamente, todo le sale al revés. En el epílogo de la etapa inicial, prácticamente con los jugadores con un pie en el vestuario, el brasileño Nené de afuera del área, clavó un golazo de otro partido para dejar a su equipo otra vez al frente. Y en el amanecer del complemento, el golpe de nocaut. A los 2, repitió Hoarau, tras un error garrafal del uruguayo Cáceres, que se equivocó en la salida.

Después se intentó, pero la historia ya estaba escrita. Ganó el PSG. Sevilla quedó segundo, y recibe en la próxima fecha al Dortmund que viene un punto abajo. Con el empate alcanza. Obviamente, a no confiarse. Éste Sevilla, que extraña horrores a Navas, no transmite confianza como en otras oportunidades. A trabajar se ha dicho.

Europa League HD Ronda 5 PSG 4 - 2 Sevilla FC JC from Jesus-Creations on Vimeo.

EL KARMA DE JUGAR EN CASA

0 Comentarios
Liga Española (fecha 13): Sevilla 1, Getafe 3. Y eso que, desde la llegada de Gregorio Manzano a la dirección técnica, parecía que el Sánchez Pizjuán volvía a ser una fortaleza. Pero una semana bastó para derribar ése pensamiento positivista. Porque primero Mallorca y ahora Getafe, vencieron con justicia a un pálido Sevilla que, nuevamente, tal como al comienzo de la temporada, no encuentra el rumbo. La visita ganó sin objeciones 3 a 1, y dejó al equipo Andaluz en la octava ubicación, fuera de las competiciones europeas.

El comienzo del partido mostró a dos equipos incisivos, que buscaron constantemente el arco rival, con la intención de adelantarse en el marcador desde el vamos. Primero lo tuvo el Getafe con su capitán, Manu del Moral, y a los pocos minutos, Kanouté, después de una muy buena pared con Romaric. En esos instantes, se lo vio movedizo a Diego Capel, desde la izquierda.

Y un centro de Romaric a los 30, iba a culminar con la definición del que siempre está, Fréderic Kanouté, que apareció solo por el segundo palo, y gritó el que a la postre, sería el único gol Sevillista. El trámite, con el tanto del oriundo de Malí, parecía encaminarse hacia una nueva victoria, aunque nadie contaba con la magnífica reacción del rival.

En el complemento, lo dicho. El equipo de Míchel fue a buscar el partido, y se lo llevó con justicia. Avisó nuevamente con del Moral, pero el remate fue contenido de gran manera por Palop. Y luego, Miku estrelló un remate en el horizontal. La defensa Sevillista no mostró solidez, y lo iba a pagar caro. El empate azul, estaba al caer.

Llegó a los 12, a través de un penal de del Moral, después de una mano dentro del área de Konko. Y al minuto, otro golpe fulminante. La última línea en una siesta, con tiempo Gavilán tuvo dos oportunidades para mandar el centro, Miku recibió solo dentro del área, y definió. Sí, en 60 segundos, el Getafe lo dio vuelta.

Pedro Ríos condecoró el resultado, para una nueva derrota del Sevilla en casa. La crisis futbolística otra vez sucumbe en los pasillos del Sánchez Pizjuán. Lejos de todo, cerca de la mediocridad. Lamentablemente, ya que el plantel, desde su armado, transmitió confianza. Estará en ellos cambiar ésta teoría. Todavía, y es lo más positivo, queda mucho camino por recorrer.

MALLORCA LO SORPRENDIÓ EN EL PIZJUÁN

0 Comentarios

Liga Española (fecha 12): Sevilla 1, Mallorca 2. Y fue superior. A tal punto que la victoria en campo Andaluz fue merecida. El Mallorca, rival siempre complicado, hizo el gasto, más que nada en el primer tiempo, y ganó sobre el final 2 a 1. Así, se corta una racha de dos triunfos consecutivos para el Sevilla, que de a poco se va alejando de los puestos de Champions.

El equipo del ex notable futbolista danés Michael Laudrup, justificó el éxito basándose en la actuación de sus tres jugadores más adelantados: De Guzmán, Pereira y Webó. El tridente, complicó muchísimo a la defensa Sevillista, y llegó con peligro en más de una ocasión, antes de marcar la apertura.

Y de tanto ir, Mallorca tuvo su recompensa. A los 35, Chori Castro cedió para el francés Pereira, que definió al primer palo, ante la salida de Palop, que regresó después de unas semanas al arco del Sevilla. La visita se ponía arriba, ante el conjunto de Manzano, que a ésa altura de la etapa inicial, todavía no había pateado al arco (¡!). Recién sobre el epílogo llegó con Negredo y Perotti primero, y con Kanouté después, pero sin preocupar demasiado.

En el complemento, el trámite cambió. Sevilla, obligado por el resultado desfavorable, salió decidido a buscar el empate. Cambió la actitud, y tuvo más chances para desnivelar. Le anularon mal un gol a Luis Fabiano al comienzo, después el juego se tornó de ida y vuelta, y a los 43, llegó la ansiada paridad. El mismo Luifa, tras una combinación entre Konko y Renato, la cruzó de zurda para el 1-1.

A ésa altura, el empate significaba algo parecido a un triunfo. Sin embargo, lamentablemente para Sevilla, el trámite no estaba finalizado. Ya casi en tiempo de descuento, un envío desde la izquierda de De Guzmán, derivó en el anticipo de Webó que sentenció al elenco de Nervión. 2 a 1, victoria visitante.

Ahora, se viene Getafe. La premisa será recuperar terreno, sobre lo perdido el domingo. Pero a mantener la calma, los objetivos del Sevilla, ante una Liga tan dispar, están por otro lado. Hay que sumar, y aspirar a volver a la Champions. Mientras tanto, nos distraemos con la UEFA y la Copa del Rey.

ÉSTE MESSI NOS GUSTA

1 Comentarios

Amistoso: Argentina 1, Brasil 0. Así, con personalidad, desequilibrante. Contra Brasil (ya había insinuado algo con España), se soltó. Demostró ser el mejor del mundo. Después, está claro, se puede discutir el gusto de cada uno, pero que Messi es determinante, nadie lo duda. Y Argentina, con virtudes y defectos, le ganó después de mucho tiempo al Scratch, ni más ni menos que por Lionel Messi.

Pidió la pelota, se mostró constantemente como opción, y no se la jugó siempre a la individual. Pastore y más tarde Lavezzi, actuaron como socios de lujo, para que mediante paredes y juego asociado, Argentina pueda preocupar más de una vez a Brasil. Y lo terminó ganando, con justicia.

Después, podemos decir que era un amistoso, es cierto. Aunque los clásicos, sean amistosos o por los porotos, hay que ganarlos. Y el equipo de Batista lo hizo. A veces con desacoples, sí, pero en líneas generales mostrando solidez en defensa, y variantes en ataque. Claro, el equipo está en formación de cara a la Copa América del año que viene.

La tranquilidad, por ahora, la da Messi. Porque al estar inspirado, el jugador del Barcelona brinda más de una solución. Te hace salir airoso, de una parada complicada. Como frente a Brasil. Partido cerrado, 0-0 casi firmado, pero en la última, apareció el crack. Con que diga presente 2 o 3 veces, Argentina siempre va a estar al borde de la victoria. Y sucedió.

Toque y devolución con Lavezzi, apiló a 3 rivales, de derecha a izquierda, y casi cayéndose la cruzó a un palo. Golazo. Para ganar el partido, para cortar la racha frente al rival de toda la vida. Éste Messi, maduro, rebelde y desfachatado, sí que nos gusta.

EN MEDIO DE LA POBREZA, RIVER FUE MÁS

0 Comentarios

Torneo Apertura Argentino (fecha 14): River 1, Boca 0. Sí. Realmente se demostró porque los dos más grandes de la Argentina están donde están. Un clásico devaluado, repleto de mediocridad, que se lo llevó el que más lo buscó. Sin muchas armas, pero River al menos demostró "ganas de ganarlo". Boca, por su parte, acrecentó la crisis futbolística de la que, ya hace un buen rato, no puede salir.

Fue 1-0 para los dirigidos por Juan José López, que de ésta manera, consiguieron un poco de aire en medio de una situación comprometedora. Además, y no es poca cosa, la victoria Millonaria generó más problemas para el eterno rival, ya que a minutos de concluido el encuentro, Claudio Borghi renunció al cargo de entrenador Boquense.

De fútbol, poco y nada. La verdadera fiesta se vio en las tribunas. Adentro, los jugadores hicieron lo que pudieron. Aunque reitero, River ganó con justicia. Siempre que un jugador de Boca tomó la pelota, hubo tres de River para recuperar. Almeyda fue la bandera, Ortega jugó un buen primer tiempo, y los chicos, Pereyra y Lamela, le dieron frescura y velocidad al medio campo.

El gol, fue de un ex Boca, Jonathan Maidana, que después de un córner desde la derecha, a los 8 del complemento, le ganó en el salto a Caruzzo, y de cabeza, marcó la diferencia. 1 a 0, y no mucho más. Porque después del gol, River se retrasó demasiado, cuidando la ventaja, y Boca con la pelota en su poder, nunca supo que hacer.

Riquelme salió en el entretiempo por lesión, ingresó Chávez que no gravitó. En fin, más de lo mismo. El Boca de Borghi nunca jugó a nada. ¿El técnico fue el culpable? Nadie lo sabrá. Lo cierto es que jamás encontró el equipo, y por consiguiente, el campeón con Argentinos Juniors se fue antes de tiempo.

Para River, un desahogo. Hacía 7 partidos que no ganaba. Mejor manera de levantar cabeza que ésta, imposible. Encima, a pesar del pobrísimo partido que brindaron, River fue más. Por eso la gente Millonaria se fue esperanzada del Monumental. Por el lado de Boca, generar esperanza en la hinchada, hoy parece una tarea demasiado dificultosa.

FESTEJÓ SOBRE EL EPÍLOGO

0 Comentarios

Liga Española (fecha 11): Zaragoza 1, Sevilla 2. Generalmente, los triunfos que más se disfrutan, son los que se sufren. Los partidos que se ganan en el último minuto, son sinónimos de afonía absoluta. Y Sevilla, sin hacer una gran presentación, lo hizo. Le ganó al Zaragoza 2 a 1 como visitante, y de ésta forma, permanece en el lote de los de arriba. Luis Fabiano y Álvaro Negredo, fueron los autores de los goles del conjunto Andaluz.

El encuentro, dejó muy poco que analizar. Aunque, afortunadamente, la emoción más grande llegó casi en tiempo de descuento. Porque antes, salvo los goles, el trámite se presentó algo aburrido. Clásico partido en el que no abundan las situaciones de riesgo, y que para salir victorioso, se necesita imperiosamente estar preciso en las escasas oportunidades que se generan. Sevilla fue contundente, y por ello se llevó el premio mayor.

Los equipos se midieron hasta el minuto 28 del primer tiempo, momento en el que apareció la magia de Kanouté, para salir de la mediocridad. Fréderic tomó la pelota en 3/4 de cancha, se sacó a un rival de encima, y con un magistral pase, dejó a Luifa cara a cara con el arquero. El artillero brasileño, la colocó al primer palo y abrió la cuenta.

En la reanudación, se vieron los mejores momentos del Zaragoza, que iba a llegar al empate a través de sendas arremetidas del argentino Nicolás Bertolo. Primero, a los 7, Javi Varas impidió la caída de su valla, tras un cabezazo del ex Banfield. Y a la salida de un córner, un minuto más tarde, el mismo Bertolo, nuevamente de cabeza, logró la ansiada igualdad.

De ahí en más, el encuentro se hizo muy friccionado. Demasiado, a mi gusto. Los futbolistas se excedieron en el juego brusco, el desarrollo se presentó cortado, y varios jugadores fueron amonestados. Jugada dudosa, en la que pudo haber penal sobre Marco Pérez, clara infracción dentro del área sobre Alfaro no sancionada, y expulsión de Fernando Navarro con roja directa. Todo esto en 15 minutos.

La premisa entonces, parecía ser cerrar la persiana y aguantar el punto. Pero Sevilla, lo fue a buscar. Acertada decisión del entrenador Manzano en no retrasarse, a pesar de la inferioridad numérica. El equipo siguió igual, con el agregado de tener a un jugador inspirado como Negredo. El tipo de titular, o ingresando desde el banco, siempre cumple. Avisó a 10 del final con un cabezazo que se fue por arriba del horizontal. Y luego, sobre la hora, solito y solo la peleó en la mitad de cancha, le ganó al defensor, y cuando le salió Doblas se la cruzó al otro palo. Grande Negredo, el mejor jugador del Sevilla en éste arranque de temporada. 3 puntos de oro. Para seguir en los puestos de copas.

SEVILLA SIGUE ESCALANDO

0 Comentarios

Liga Española (fecha 10): Sevilla 2, Valencia 0. En las últimas ligas, Valencia siempre ha sido un rival directo en lo que respecta a objetivos trazados. Por eso, los partidos frente al conjunto Ché, si se los analiza pensando a futuro, son importantes. Sevilla fue mucho más, y le ganó con justicia 2 a 0. Una victoria, que sirve para seguir trepando en la tabla, y también para transformar, definitivamente, al Pizjuán en una fortaleza.

El primer tiempo se presentó duro, parejo. Casi no se establecieron diferencias, ni en el tanteador, ni en el juego. Aunque Sevilla, comenzó a sacar provecho de su mejor arma: las bandas. Capel por la izquierda fue salida, y Perotti, de a poco asentándose en la derecha ante la ausencia de Navas, desbordó muchísimo. Así, tras algunas buenas asociaciones, Luis Fabiano tuvo en sus pies dos chances claras para desnivelar, pero sin suerte para convertirlas en gol.

Valencia, por su parte, apeló a la velocidad de sus delanteros. A los movimientos de Mata y Aduriz, sumado a la peligrosidad de un goleador como Soldado. Sin embargo, en contrapartida, la última línea Sevillista se vio sólida, provocando que el riesgo generado por el ataque visitante, se vaya dilapidando con el correr de los minutos.

Y rápidamente, a los 9 del complemento, el equipo de Manzano fue justificando la superioridad en ascenso. Cáceres, sin temor al papelón, se fue para adelante, remató de afuera, contuvo el ingresado Guaita (reemplazó a César, lesionado), y el rebote lo tomó Negredo, que la mandó al fondo del arco. Encendido el ex elemento del Real Madrid y Almería, que había saltado a la cancha, un minuto antes en lugar de Romaric.

El gol trajo tranquilidad. Y Sevilla, sereno y confiado, es un peligro. Al rato del primer gol, nuevamente el uruguayo Cáceres fue partícipe, llegó al fondo para tirar el centro, y Luis Fabiano remató al travesaño. No era la tarde de Luifa, pero sí del Sevilla, que estaba a punto de liquidarlo.

Lo iba a conseguir al minuto 31. Dabo se proyectó por la derecha, lo vio llegar solo a Alfaro (que viene convirtiendo seguido), para de cabeza, sentenciar las posibilidades del Valencia. Efectivo, letal, y por momentos vistoso se lo vio al elenco de Nervión.

De ahí al final, intercambiaron ataque por ataque. Valencia casi descuenta con Soldado, aunque se encontró con un seguro Javi Varas. Y en la réplica, Diego Capel estrelló un remate en el palo. Triunfo 2 a 0. Para festejar y pensar en lo que viene con más optimismo. Sevilla quiere dar pelea y, de a poco, va haciendo méritos para ello.

SÍ, PARA VOLVER A CREER

1 Comentarios
UEFA Europa League (fecha 4): Sevilla 4, FC Karpaty 0. Después del duro golpe sufrido hace unos días en Camp Nou, al Sevillismo no le importaba otra cosa que ganarle al modesto Karpaty. Cualquier triunfo, ya sea 1/2 a 0, iba a ser válido para sacarse la mufa de una buena vez. Y si el éxito venía acompañado de una goleada, mejor aún. Pero el simpatizante del Sevilla, reitero, definitivamente para éste partido no se mostraba exigente. Había que ganar, como sea, y punto.

Aunque luego el equipo, con algo de vergüenza por lo acontecido ante el Barça, le regaló a su afición un buen espectáculo. Goléo 4 a 0, se colocó primero en el Grupo "J" de la UEFA Europa League, para ayudar a re-encausar el rumbo en la presente temporada. El liderazgo se debió gracias al triunfo del conjunto de Manzano, y también al empate entre el PSG y el Dortmund. Más no se puede pedir. Sutil remedio, para curar tanto dolor y resignación.

Es que el fútbol es así. Sevilla no está 5 goles abajo del Barcelona, ni tampoco para golear todos los partidos. Pero el abultado triunfo, llegó en el momento ideal. Fue por competición europea, con todo lo que ello implica, y sirvió para ganar por primera vez en el Pizjuán en el torneo, y además para, porque no, "amigarse" con la gente.

Y la victoria, la consiguió prácticamente sin despeinarse. Ya a los 9, Sevilla estaba arriba. No hubo que sufrir ni un poquito. Negredo, el mejor jugador del Sevilla en el arranque de la temporada, la llevó por izquierda, tiró el centro, y Alfaro marcó de cabeza. Más tarde, Cigarini, con un estupendo tiro libre, puso el 2-0 parcial. Y a los 42, después de una sutileza de Negredo, que picó el balón por encima del arquero, éste pegó en el travesaño, y en el rebote, nuevamente Alfaro la mandó al fondo del arco. 3-0, y partido liquidado antes del descanso.

Ni siquiera el elenco de Nervión permitió una mínima reacción de los ucranianos. Nada de eso. A los 7 del complemento, el cuarto llegó de la mano de Negredo, que merecía su tanto, por todo lo hecho a lo largo del juego. Así, sencillo, simple, compacto y eficaz, Sevilla se sacó de encima al Karpaty. Como si nada hubiera pasado. Volviendo a creer en el equipo. Volviendo a pensar que Sevilla es más. Que Sevilla, no se puede dar el lujo de pasar vergüenza en ningún estadio. Los mediocres serán otros. Sevilla, NO.

Europa League Ronda 4 Sevilla FC 4 - 0 Karpati JC from Jesus-Creations on Vimeo.

LA HUMILLACIÓN SE HACE COSTUMBRE

2 Comentarios

Liga Española (fecha 9): Barcelona 5, Sevilla 0. Hace poco sigo al Sevilla, es cierto. Mi identificación con el equipo de Nervión surgió hace poco más de tres años. Y éste cortísimo lapso que me une al Sevilla, me permitió, entre otras cosas, reconocer virtudes y defectos de mi equipo a la distancia. Que el Sevilla tiene muchos puntos a favor a nivel historia, institución, figuras... no es novedad. Aunque lo que tampoco es nuevo son sus flaquezas. El Camp Nou, por ejemplo. Salvo el partido de Copa del Rey de la temporada pasada, nunca Sevilla hizo pie en la cancha del Barça. Nunca. Hasta me atrevo a decir que, de los que vi, es uno de los que peor le juega al Barcelona como visitante.

Se ve superado desde el minuto 0. Baja los brazos, antes de intentarlo, aspecto que poco tiene que ver con el alma guerrera Sevillista. Ayer, antes del pitazo inicial, pensaba que al menos un empate se podía dar. Pero bastó que a los pocos segundos suceda la primera chance de gol Blaugrana, para desmoronar todo pensamiento positivista posible.

La explicación, obviamente no la encuentro. Quizás esa intención ambiciosa, de proponer lo mismo que el rival, de no creerse inferior a nadie, hace que en un par de ataques, la historia se sentencie en favor del que sin dudas, es superior. Y después, el sufrimiento. El padecer de un partido liquidado tempraneramente.

Hasta me surge el interrogante de si Sevilla es menos que el Hércules. Los de Alicante le ganaron con un inteligente planteo 2-0 al Barça en Camp Nou, y también al Sevilla por el mismo resultado. ¿No será que el modesto Hércules pensó mejor el partido que los nuestros? Hércules juega aceptando la superioridad del rival. Sevilla creyó que a Messi y compañía se les podía hacer fuerza desde el vamos. Gran error.

Y éste desconcierto ante los culés no viene de ahora. Lo bueno sería que de una equivocación, surja un aprendizaje. Ahora, lo llamativo es que Sevilla desde hace años viene sufriendo cachetazos demoledores ante, es verdad, el mejor de todos, pero que de ninguna manera es invencible. Porque los invencibles, ya no existen.

Un puñal, seguido de otro puñal. Al minuto gol de Messi. Al rato, golazo de Villa. Expulsión de Konko en el descuento de la primera parte, y chau partido. A pensar en lo que viene. O mejor dicho, a pensar en ¡no sufrir más goles! Pero el complemento iba a caer peor. Dani Alves (justo Dani Alves), y nuevamente Messi y Villa, condecoraron el resultado. 5 goles, contra 2 aproximaciones Sevillistas (Capel al inicio, y Negredo en el segundo tiempo). Penoso, y lastimoso 0-5.

Se extraña horrores a Jesús Navas, que sin dudas, es el alma y la bandera del Sevilla. Hasta Perotti, el más lúcido futbolísticamente hablando, se apaga cuando falta el de Los Palacios. Hay que enderezar la nave, hay que salir adelante. Hay que demostrar que Sevilla sigue siendo grande. Sino, vamos a seguir padeciendo éste tipo de humillaciones. La de apagar el televisor en el entretiempo.

MEDIO SIGLO CON D10S

0 Comentarios

Hace 50 años, llegó al mundo una zurda repleta de magia. Una zurda que hizo empaparnos del orgullo de ser argentino. Que el corazón se nos salga del pecho cada vez que suena el himno. Todavía no sabemos de que planeta viniste. Aunque, por suerte, aterrizaste en Argentina. Te banco, me enojo, te critico, y te vuelvo a querer. Gracias por tanto, perdón por tan poco. Felices 50, Gran Pelusa.

"...Yo no se que ángel pardo se asomó por Fiorito, se coló en los picados donde anochecía y prendado del ángel burrumí de las zurda, se instalo en el mocoso con su audaz brujería. Ya tramaban entre ambos portentosas hazañas con la numero 5, de compinche jugada.

Paternal fue la ruta, la escuelita de barrio. Escenario temprano, fogueo y recalada, aquel ángel errante, sabia luz en su sangre lo hizo crack misturando travesuras con fuego.

De movida brotaba el sol de su alegría iluminando el verde que bordaba su ego. Fue,la mano de Dios y el demonio sudaca desparramando ingleses y sutiles inventos. La melena enrulada, el cabello cortito.

La melena enrulada o el cabello cortito, el misterio en el mismo la magia no era cuento. El sur napolitano fue el sur de sus suburbios, por morocho por pobre, por sur, por delineado, les ofreció sus goles, su prodigio, sus ganas, y fue llenando el hueco debido a lo esperado.

Humilló al Norte rico con vital desparpajo. Con la celeste y blanca se arrío media tribuna. En el sur y en el norte, le hizo un corte de manga que despreció su canción de cuna. Desnudó a los Hipócrates mandamases del FUTBOL. Lloró como tan solo lloran los que se juegan. Y como pasa siempre con los cristos de barro lo colgaron en la cruz de su entrega y... no le perdonaron su origen y su orgullo, y ese privilegio que mantiene de mover muchedumbres sin pasarse al bando de los que todo humillan, para ser uno de ellos que como siempre es costumbre.

Los burócratas grises de aceitada bisagras, el amigote sin rueda o los caretas impúdicos. Los escribas que restan por las 30 monedas. Toda esa calaña lo sentencio caído como el árbol que abate el hacha, la tormenta. Le calculo la leña que de él le serviría y lo hizo noticias a sumar a su cuenta. Pero él es bien de abajo por sobre toda duda, y si sigue en las banderas, en los cánticos, en los coros, porque la gente intuye que aún entre los grillos sigue siendo uno de ellos...

Es el DIEGO, es aquel pibe del barrial de FIORITO, la tribuna le canta con su Voz,,, Marado, Marado. Relámpago del fútbol del mundo, en un tiempo de grises pica piedras y sinuosas personas… yo lo vi, lo vi, desde el piso de una cancha alambrada o del alto cemento de un estadio encumbrado, o en la cierta ventana de una caja de luces, o en el hoscoso potrero de un barrio apartado.

Cuando alzaba la copa de la heroicas victorias, o gritando la fiesta de otro gol festejado y con la bronca del amor propio herido. Sin guardarse el insulto al sentirse insultado. Es el Diego, es aquel pibe con el ángel adentro que no se vende al Diablo, y al ángel no abandona. Una redonda arada fue su arma y su juguete. Es canto en las tribunas, su nombre MARADONA!!!..." Alejandro Apo

ENORME PARTIDO, GRAN TRIUNFO

1 Comentarios
Liga Española (fecha 8): Sevilla 4, Athletic Bilbao 3. Partidazo en el Sánchez Pizjuán. Repleto de emociones y goles. Sevilla le ganó 4 a 3 al Athletic de Bilbao y de ésta manera consiguió su segunda victoria en fila como local. Un dato no menos relevante el triunfo en casa, ya que venía siendo una de las cuentas pendientes en el arranque de la temporada. La dupla de ataque Luis Fabiano-Kanouté, volvió a hacer ruido, despachándose con 2 goles cada uno.

Y todo pintaba más fácil de lo que finalmente terminó siendo. Porque si bien el partido comenzó con un ida y vuelta constante propuesto por ambos, el Sevilla de a poco fue inclinando la balanza a su favor. Avisó con Kanouté en el inicio, para luego terminar de confirmar el dominio de las acciones.

Recién a los 35 pudo abrir la cuenta. Desbordó Capel, quien regresó a la titularidad, el centro atrás que no pudo conectar Kanouté, pero sí Luifa, que de zurda y al primer palo, estampó el primero. Y un rato después, sobre el epílogo de la primera fracción, Romaric, de gran partido, habilitó al goleador brasileño dentro del área. Le cometieron infracción, claro penal, y gol de Kanouté. 2-0 arriba y al descanso.

Y el complemento inició como terminó la primera mitad. Sevilla dueño de la pelota y de las mejores chances para seguir desnivelando. Capel en los primeros minutos, después de una gran jugada colectiva, estrelló un tiro en el palo, y a los 17 llegó el tercero. Asistencia fenomenal de Romaric para Luis Fabiano, que definió bárbaro por encima de Iraizoz: 3 a 0.

Aunque, sorpresivamente, el partido no estaba cerrado. Nadie contaba con la reacción del Bilbao. Porque Fernando Llorente, en 5 minutos, descontó dos veces para los vascos (el segundo tras un rebote en un penal fallado), y de la nada, la goleada se convirtió en un triunfo apretado.

Sobre el final Kanouté volvió a dar aire fresco a los Sevillistas marcando el cuarto de penal, mientras que Gabilondo en tiempo cumplido, condecoró el resultado. Partidazo. Se sufrió de más, aunque la victoria jamás corrió peligro. 3 puntos valiosos, que ayudan a recuperar la confianza en casa. Un aspecto importantísimo, si es que Sevilla pretende pelear en los puestos de vanguardia.

SEVILLA RECUPERA LA MEMORIA

0 Comentarios

UEFA Europa League (fecha 3): FC Karpaty 0, Sevilla 1. Sí, Sevilla vuelve a ser Sevilla en Europa. Ésa mentalidad ganadora característica, que lo hizo grande entre los grandes en 2006, y que revalidó al año siguiente. Seguramente el Karpaty ucraniano es el equipo más flojo del grupo, pero al mismo tiempo, salir victorioso de éstas visitas inhóspitas, harán crecer a corto plazo al elenco de Nervión. Porque no todos ganan en condición de huésped en la copa. Y Sevilla ya lo hizo dos veces seguidas.

El triunfo fue 1 a 0 con gol, cuando no, de Fréderic Kanouté. Uno de los históricos que siempre dice presente en los momentos difíciles. En un partido cerrado, con pocas chances de gol, es importantísimo contar con ciertas individualidades, que puedan resolver un partido. El africano tiene esa virtud, que volvió a ratificar en las frías tierras ucranianas. Uno de los puntos fuertes, en su trayectoria en el Sevilla Fútbol Club.

Victoria apretada, y presentación Sevillista sin fisuras. El equipo retomó la seguridad defensiva de los últimos partidos a excepción del Gijón, y a pesar que Perotti estuvo bien contenido por el rival, el equipo de Manzano buscó otras vías para llegar con peligro al arco del Karpaty.

Ésta vez, la arma letal la encontró no a ras del suelo, sino por la azotea. Primero avisó tras un tiro libre de Guarente, con un cabezazo de Scudé que dio en el travesaño. Y más tarde, a los 34 minutos, un córner desde la derecha ejecutado por Perotti, que fue peinado en el primer palo por el mismo Scudé, derivó en la testa de Kanouté que la mandó a guardar. 1-0.

El mediocampo combativo de Sevilla siempre trajo soluciones. No le permitió crear juego al contrario en todo el primer tiempo. De hecho, los ucranianos no patearon al arco de Palop hasta los 25 del complemento. Sevilla, definitivamente, había cerrado la persiana. Lo pudo liquidar en primer término con Kanouté, después con Perotti. Pero todo quedó 1 a 0. Triunfo merecido. Para recuperar la memoria. Para volver a reinar en Europa.

Europa League Ronda 3 Karpati 0 - 1 Sevilla FC JC from Jesus-Creations on Vimeo.

PRIMERA DERROTA DEL CICLO

2 Comentarios

Liga Española (fecha 7): Sporting Gijón 2, Sevilla 0. No pudo ante la eficacia del Sporting. Sevilla siempre intentó, pero no concretó. Y en contrapartida, su rival estuvo lúcido a la hora de definir. En los momentos clave, el local fue el que copó la parada. Por eso la derrota se justifica en la impericia propia, y la sobriedad contraria. El Gijón ganó 2 a 0 en el Molinón, y le propinó la primera caída en la era Manzano al conjunto Andaluz.

Y cuando en el arranque los Sevillistas comenzaron mostrando cosas interesantes, Sangoy lo madrugó. Porque ya a los 5, Sporting se puso arriba. Un envío largo desde la izquierda, cayó en la testa del ex delantero de Boca, quien marcó un verdadero golazo. Fue un baldazo de agua fría ya que, reitero, Sevilla había comenzado agresivo, con serias intenciones de lastimar al Gijón.

Aún así, a pesar del tempranero golpe, Sevilla buscó incansablemente ponerse en partido. Pero hubo un error: la definición. El traslado fue criterioso, siempre llegó a buena posición de gol, aunque dentro del área se nubló. Alfaro y Perotti se mostraron siempre como opción, y buscaron por todos los medios a Negredo y Luís Fabiano, a quien promediando el primer tiempo, le cometieron un claro penal que no vio el árbitro. No hubo caso. Cuando no era una falla en el último toque, el arquero Juan Pablo Lora cerró la persiana.

Para colmo de males, ya en el complemento y otra vez en el inicio, el local pegó duro. Un tacazo memorable de Diego Castro sentenció la historia. Porque allí, Sevilla dejó de ser el mismo. De hecho Palop impidió que la diferencia sea más abultada. En definitiva, no fue la tarde. Sevilla cayó sin atenuantes, y buscará rencausar el rumbo entre semana por la UEFA.

EN AVELLANEDA SIEMPRE MANDA EL ROJO

2 Comentarios

Torneo Apertura Argentino (fecha 10): Independiente 1, Racing 0. El Rojo ya no lo tiene de hijo, sino de nieto. Ni siquiera el pésimo presente futbolístico de Independiente fue motivo para que Racing no se rinda otra vez a sus pies. La Academia hace 6 años que no le gana, y 9 que no puede meter un gol en la cancha del eterno rival, después de aquel recordado cabezazo de Loeschbor en el Apertura '01. ¡Ah!, y además, Independiente domina el clásico de Avellaneda de una forma abrumadora. A veces, aburre. ¡Le lleva 22 partidos! Por eso, a pesar que Racing llegaba mejor, la historia le daba unas fichas a los de Mohamed.

E Independiente iba a ratificar el dominio sobre el conjunto Albiceleste. Ganó 1 a 0 con gol del paraguayo Cristian Báez en el último minuto del primer tiempo. Hasta ahí, la visita dominó los tiempos del partido y tuvo las mejores chances. Parecía que éste era "EL" momento de Racing para sacarse las ganas. Se lo vio movedizo a Hauche, que si no fuera por la figura de Hilario Navarro, tranquilamente hubiera marcado por lo menos un gol en los 45 iniciales.

Pero Racing perdonó. Y en los clásicos, perdonar es lo mismo que jugar con fuego. Y más si enfrente está el Diablo, valga la redundancia. Cuando el Rojo ni le hacía cosquillas al elenco de Russo, un córner desde la derecha terminó en la cabeza de Báez que la colocó al lado del palo. Y Racing, ante semejantes golpes, no suele reponerse. Y menos en un clásico.

Y fue así. Independiente mejoró un poco en el complemento. Racing no estuvo tan incisivo como en el primero, aunque tuvo alguna que otra chance. Sin embargo, constantemente chocó con la muralla de Navarro. Es verdad, Racing mereció al menos un empate. Pero parece que la historia del derby de Avellaneda siempre tiene que tener el mismo final. Porque si Racing le gana a Independiente, sería noticia. Ahora, que el Rojo le gane a La Academia, ya hace un rato largo que pasó a ser parte de nuestra rutina deportiva.

UNA AUTÉNTICA LECCIÓN DE FÚTBOL

0 Comentarios

Liga Española (fecha 6): Sevilla 3, Atlético Madrid 1. Triunfazo en el Pizjuán. Otra vez se repitió la historia. El Aleti volvió a rendirse a los pies del Sevilla. El equipo de Manzano jugó su mejor partido en lo que va de la temporada, y venció al conjunto capitalino 3 a 1. El tridente ofensivo, Negredo, Perotti y Kanouté, en una actuación para el recuerdo, marcó la diferencia ante un Atlético con Forlán en la soledad del ataque, que extrañó horrores a su socio Agüero.

El primer tiempo fue de novela. El título de perfecto le queda chico. Porque los de Nervión dejaron en ridículo a su rival. Lo atacaron por todos lados, y si no fuera por De Gea, la diferencia hubiera sido más abultada al momento del entretiempo. Diego Perotti estuvo iluminado. Y eso que no jugó por su punta natural. Lo corrieron a la derecha, y fue el armador de juego permanente del equipo. Al Sevilla ésta vez, lo hizo jugar el argentino. Y de qué forma.

Y la satisfacción mayor es que en los primeros 45 se vio a aquel Sevilla que tanto pedíamos. El que en su cancha, apabullaba. Sin importar los colores de enfrente. Con decisión, personalidad y mentalidad ganadora. Es que Sevilla frente al Atlético, recuperó la memoria.

El primero tardó en llegar casi media hora. A los 29, la tomó Perotti. Condujo el ataque, hasta que lo vio a Negredo en una posición propicia para rematar. Y el ex Almería hizo un golazo. La acomodó para su zurda y la puso en el ángulo. Más tarde, Kanouté quedó mano a mano con De Gea, el golero Colchonero respondió bárbaro, pero el rebote fue a parar a los pies de Perotti que, ayudado por un desvío en Perea, marcó el 2-0. Mejor manera de culminar el primer tiempo, imposible. Para aplaudir de pie.

Lo único que faltaba era liquidarlo. Y a los 6 del complemento, Kanouté puso el 3 a 0. Luego, sólo para la estadística, a los 13 descontó Diego Costa. De ahí en más, Sevilla lo reguló. Claro, el gasto ya estaba hecho. No pasó sobresaltos, y condecoró una producción muy satisfactoria. Porque, al fin de cuentas, éste es el Sevilla que su gente quiere ver de local. El de los viejos tiempos (no tan viejos). El que hacía temer al huésped. Como si fueran visitantes de una casa de brujas.

EXITOSO DEBUT DE MANZANO

0 Comentarios
UEFA Europa League (fecha 2): Borussia Dortmund 0, Sevilla 1. ¡Por fin Sevilla! Era hora de un triunfo de ésta magnitud. Para demostrar que el equipo sigue vivo, y que va a dar pelea como en todos estos años. En una cancha en la que no todos ganan, Sevilla sacó las garras, y se recuperó de la derrota del debut a manos del PSG. 1 a 0 fue el éxito ante el Borussia Dortmund, con gol del italiano Luca Cigarini. Para volver a creer en éste Sevilla.

Y me atrevo a decir que Sevilla ganó bien. Se lo vio sobrio, como si las anteriores caídas por competiciones europeas no hubieran hecho ruido. Haciendo borrón y cuenta nueva de una situación por demás incómoda. Llego Manzano, paró un equipo aguerrido y ordenado, que le devolvió la confianza. Los jugadores retribuyeron de la mejor manera, ganando a lo grande. Sacando pecho en un país que al conjunto de Nervión le sienta bien.

Sí, Alemania es cómodo para Sevilla. Recuerdo la serie histórica por la UEFA del 2006 ante el Schalke, o la gran victoria 3-1 sobre el Sttutgart en la Champions pasada. Ahora se suma el Dortmund a la lista de víctimas.

El partido en sí, fue parejo. Dortmund, con las obligaciones propias del local, fue el que tuvo la pelota y el que intentó proponer. Aunque de contra, Sevilla lo complicó, sustentándose en una defensa siempre segura. Perotti y Navas fueron constantemente salida por las bandas y Guarente le dio equilibrio al medio.

En tiempo de descuento, cuando se acababa la primera fracción, después de una serie de rebotes tras un balón parado, Cigarini marcó la apertura. Primer gol del ex Nápoli con la casaca Andaluz. Gol importantísimo para el desarrollo del juego, ya que el 0 a 0 casi estaba escrito, lo que produjo un envión anímico muy positivo en los Sevillistas. Claro, el gol trajo consigo la confianza que venía faltando.

La expulsión de Schmelzer a los 5 del complemento ayudó aún más. Sevilla se mantuvo siempre firme atrás, pasó algún que otro zofocón cerca del cierre, pero la victoria no peligró. En las réplicas del final, Perotti lo dejó solo a Negredo que marró un gol hecho. Pero no hubo tiempo para lamentos. Porque Sevilla ganó otra vez en Europa. 1-0, medio a cero, lo que sea. Sevilla volvió a tener memoria, y en definitiva, es lo que nos importa.

Europa League Ronda 2 Dortmund 0 - 1 Sevilla FC JC from Jesus-Creations on Vimeo.

CHAU ÁLVAREZ, HOLA MANZANO

1 Comentarios

Liga Española (fecha 5): Hércules 2, Sevilla 0. El humilde equipo de Alicante que ya amargó al Barça en el mismísimo Camp Nou y que a pesar de la derrota tuvo a maltraer al Valencia, ahora se encarga del Sevilla para agravar su crisis. A tal punto que después del 0-2, la dirigencia Sevillista decidió destituir a Antonio Álvarez del cargo de entrenador, para ser reemplazado por Gregorio Manzano.

Es que nuevamente, Sevilla dio síntomas de estar lejos del nivel que se espera de un equipo que quiere ser protagonista de todo lo que juega. Se mostró apático por momentos, sin lastimar a un rival que sin Haedo Valdez en cancha, a priori se presentaba más inferior aún. Pero ante la ausencia del paraguayo, apareció en toda su dimensión David Trezeguet, que volvió a ser el goleador que algún día fue, marcando los dos goles del local.

Y eso que en el arranque el trámite se presentó diferente. Los primeros 10 minutos hicieron ilusionar a la parcialidad Andaluz. Dos llegadas del argentino Lautaro Acosta, que obligaron al esfuerzo del buen arquero Calatayud, hicieron suponer que al Hércules no se le iba a hacer tan fácil.

Pero después de eso, poco y nada. Llego el penal infantil de Zokora, el primero de Trezeguet, y pegadito el segundo. Y allí volvieron los fantasmas. Estos que persiguen al Sevilla desde el comienzo de la temporada y que, tempranamente, lo dejan sin técnico. El segundo entrenador que pega el portazo en lo que va del 2010. Primero Jiménez, ahora Álvarez. Sevilla volvió a jugar muy mal, casi displicente. Y así es muy difícil estar entre los mejores.

El tiempo dirá si la decisión de Del Nido y compañía fue apresurada o no. Está claro que la campaña en la Liga no es penosa ni mucho menos, pero aquí también pesó la eliminación de la Champions de forma tan prematura e inexplicable. Es el turno de Gregorio Manzano, de gran última campaña con el Mallorca y de amplio recorrido por el fútbol español. ¿Será el encargado de apagar el fuego?

EL SUEÑO DEL PIBE

0 Comentarios

La historia de un tango hecho realidad. “Jugaré en la quinta, después en Primera. Yo sé que me espera la consagración”. Así lo canta el famoso tango, aquel que haya entonado alguna vez el mismo Maradona. Sus estrofas, son las que representan el sueño de todo futbolero. Ese que anhelamos alguna vez de pibes, y que generalmente coincidía con el del resto. Despertar en medio de un estadio repleto, vistiendo los colores del equipo de nuestros amores, y hacer el gol del triunfo en un partido cerrado. Puff, cuantas emociones en tan solo 10 minutos de siesta.


A Javier le pasaba lo mismo que a nosotros. En su pieza, todas las noches antes de dormir miraba un póster de sus ídolos, que se encontraba justo arriba de su cama. El anhelo era ser como ellos. El sonido de una futura ovación de la hinchada susurraba cotidianamente en sus oídos.


Con 16 años, como todo adolescente, vivía a las corridas. Iba a la escuela, y salía a los trotes para llegar temprano al entrenamiento. Aunque en el trajín, cierta tarde fue distinta a las demás. Fue un martes. Javier llegó al complejo como todos los días, y rápidamente se dio cuenta que algo pasaba. Estaba el técnico del primer equipo, que pasó a ver al “semillero” porque tenía algunos problemas para armar el plantel para el domingo. Igualmente, aquel hecho no sería el que más llamara la atención del jovencito, sino que un rato después, tras un picado, su entrenador le comunicó que tenía que comenzar a trabajar con la Primera. Claro, a practicar con los del póster de su habitación. Javier no lo podía creer, no corrió al baño de milagro. Las escasas palabras que salieron de la boca de su técnico, representaron en dicho instante, las más importantes de su vida. Nunca había vivido una situación similar. En la que recuerdos, desconciertos y mil y un emociones, hicieron latir de lo lindo a su corazón.


Nose en que estado emocional, pero el chico llegó a su casa después del entrenamiento. No paro un solo minuto de contarles a sus viejos con lujo de detalle, todo lo acontecido en su gloriosa tarde. Pareciera que el sueño del que hablaba aquel tango, comenzaba a jugar con la irrefutable realidad, pero todavía faltaban algunos capítulos. La felicidad de Javier desbordaba, a tal punto que no pudo pegar un ojo en toda la noche. Al otro día, tendría frente a frente a los fenómenos que veía todos los domingos desde la tribuna con su papá.


En la semana previa, realizó un buen trabajo. Pese a su andar silencioso y por demás reservado, adentro de la cancha el pibe se soltó y conformó al técnico. Sin embargo, jamás se imaginó que podía tener alguna chance de integrar el plantel que iba a jugar el domingo. Aunque nadie iba a poder quitarle la ilusión. Javier en aquella semana tenía más hambre de gloria que cualquier futbolista en el mundo. La cabeza le maquinaba constantemente. De un momento para otro, podía pasar de jugar con sus amigos y ser observado por su familia y novia, a compartir un vestuario con sus ídolos, para posteriormente ser recibido por una multitud desbordante de algarabía, con un millar de papelitos tapando el verde césped. Obviamente, la diferencia entre una situación y otra, era notoria. Pero el chico, como si nada. El contexto de semejante acontecimiento no lo achicó. E iba a dar muestras de ello.


El equipo debía viajar a Jujuy, muy lejos de casa. El entrenador pegó la hoja con los citados a la salida del vestuario. Javier, muy tímidamente, se acercó a pispiar. Primero observó a los de siempre, y cerca del final, vio su nombre. Segundo gran sofocón de la semana. El ansiado debut, ya no era una ilusión tan lejana.


Le costó dormir, aunque a esta altura, era lo de menos. Ya estaba en el baile y difícilmente se iba a bajar. Y para colmo, ante la ausencia de delanteros, el pibito fue al banco nomás. Cada pensamiento o simple ilusión futbolera a lo largo de su vida, se asemejó a ese preciso instante. Como en la siesta, tal cual.


El partido comenzó, y Javier se sentó junto a los suplentes. No pasaba nada importante, el encuentro iba empatado y aburría a todos. Hasta que a los 15, el ambiente se revolucionó. Un compañero se lesionó. Cuando el jovencito vio que los médicos hacían señas pidiendo el cambio, las piernas comenzaron a temblar. Mucho más cuando el técnico le dijo que iba a entrar. ¡Qué momento!


Y hasta que se dio cuenta donde estaba parado, pasaron varios minutos. Vivió todo lo que quedaba del primer tiempo en una nebulosa. No entendía lo que estaba pasando. Claro, hace menos de una semana, el entorno era muy distinto. Las piernas flaquitas con las medias que le pasaban largamente las rodillas, seguían temblando. El pibe de 16 años defendía una banda cruzada en el pecho. No era cualquier cosa.


El entretiempo le vino bárbaro. Tomó aire, recibió algunas palmadas de aliento de los más grandes. Al fin y al cabo no era nada de otro mundo. Solo un partido de fútbol. Importante y por el que remó toda su vida, pero un partido de fútbol. Se tranquilizó, y salió otra vez a la cancha.


La serenidad era óptima. De tal manera que solo en un cuarto de hora, el chiquilín comenzó a escribir su historia en el fútbol grande. Un pelotazo vino al área. La bajó el “9”. De repente, Javier se vio con la pelota en los pies y frente al arquero. Cerró los ojos y la cruzó fuerte. La pelota, en una decisión que derivó en una amistad eterna con el protagonista, le cumplió el deseo y entró pegadita al palo. GOL. Sí, gol del pibe que debutaba. Salió corriendo hacia el banderín del córner, se besó la camiseta, para luego revolcarse en el caluroso pasto jujeño. El simplísimo término GOL volvió a ser la expresión máxima de felicidad.


Es que el sueño del pibe estaba consumado. El partido terminó siendo empate. Solo estadística. Javier, que más tarde sería apodado “Conejo”, hizo el gol que siempre soñó. El primero, el inolvidable. El que una vieja letra de tango describió a la perfección. El que no muchos pueden llevarlo a la realidad. Aunque siempre hay algún afortunado. Como Javiercito, que repentinamente ingresó al universo futbolero del que alguna vez, muchos quisimos ser parte.


‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top