BREVE ANÁLISIS DE LA ÚLTIMA TEMPORADA

0 Comentarios
¡Tanto tiempo! Ante todo, la aclaración al Pueblo Sevillista de mi ausencia en los últimos meses. El trabajo me ha mantenido ocupado, y se me hizo prácticamente imposible publicar a diario como lo hacía anteriormente. No obstante, me seguí informando sobre el andar del Sevilla FC.

En cuanto a lo estrictamente futbolístico (que al fin y al cabo es lo que nos interesa), claro está que no fue la temporada esperada. Desde el vamos, la tempranera eliminación de la UEFA Europa League confundió a todos. La ilusión que genera participar en un torneo continental se esfumó demasiado rápido, quizás mucho antes de lo previsto y al equipo le costó reaccionar, cambiar el chip ante semejante golpe bajo. Marcelino, pese a que en el inicio encontró resultados, jamás pudo encarrilar el funcionamiento del Sevilla. En la cancha, el equipo generó más dudas que certezas y a la larga, el pobre desempeño se iba a traslucir en los resultados.

Lejos en la Liga, también en Europa, la eliminación de la Copa del Rey hizo que Sevilla tenga 6 meses de sobra en el calendario. Inmediatamente cambió de entrenador, llegó Míchel, y al menos allí sí se trazó un objetivo a largo plazo: encontrar el mejor funcionamiento de cara a la próxima temporada.

Los últimos triunfos ante Valencia en Mestalla, Mallorca, Zaragoza, Racing y Rayo, la gran mayoría por una gran diferencia en el tanteador y desarrollo, ilusionan con un cambio de aire. También sobre el cierre mejoró la campaña de local, para olvidar los fantasmas que acecharon al Pizjuán en el pasado cercano.

Álvaro Negredo, por lejos, fue el mejor jugador del año. Es el futbolista más agresivo, que se carga al equipo en los momentos complicados, además de la notable técnica que todos conocen. Justificó con talento y goles su presencia en el seleccionado español. A él hay que apuntalar, y rodearlo de la mejor forma para que rinda al máximo de su potencial. Medel conformó, Rakitic lo acompaña bien, algo de Javi Varas y Navas siempre está. Por otro lado, Kanouté no fue el hombre de área determinante de otros tiempos (aunque su calidad es indiscutible) y Reyes, hasta el momento, está en deuda.

Mención aparte para el público Sevillista y Bético. La triste despedida a Miki Roqué unió a toda la ciudad, como aquella vez del gran Puerta. Orgulloso de ustedes.

Hay mucho trabajo por hacer, muchas cosas que pulir para regresar a los primeros planos. No es imposible. Sevilla ya lo ha hecho. En la 2012/13 irá por la revancha y la vuelta a los títulos en las portadas. La nostalgia en el fútbol no es eterna, el desafío será reencontrarse con lo que nos hizo grandes. Un saludo y hasta la próxima.

CON REYES, SE RENUEVA LA ILUSIÓN

2 Comentarios

Liga Española: la llegada de Reyes, para mejorar la campaña. Por razones laborales, de las últimas, ésta viene siendo la temporada que menos ví al Sevilla. Los horarios, algo más ajustados que años anteriores, salvo remotas ocasiones, no me permiten observar más detalladamente a un equipo que, partiendo sólo de los resultados, es intermitente.

Esperanzador fue aquel ya lejano empate en Camp Nou ante el Super Barça, con el agregado del penal atajado de Javi Varas sobre Messi. Y más teniendo en cuenta que en esa parte del torneo, después del heroico punto rescatado en Catalunya, Sevilla tenía dos juegos en el Pizjuán. Invicto y con posibilidades de seguir escalando.

Pero como subió... bajó. Porque la jornada que más expectativas generó en la previa, también decididamente fue la del comienzo de la tempestad. Empate 2-2 con Racing, y unos días después, la primera caída por Liga, a manos del Granada: 2-1.

La igualdad sin goles en al visita a Mallorca revitalizó, pero otra derrota en casa, que no hizo más que acercar fantasmas del pasado cercano, lo hundió aún más. El Athletic Bilbao de Bielsa se impuso 2 a 1, y la gente estalló, quizás harta de la irregularidad constante de los últimos tiempos.

Marcelino todavía no le encontró la vuelta. El equipo está en condiciones de dar una buena clase de fútbol, es cierto. Lo preocupante es que a los pocos días, también puede ser goleado estrépitosamente por el Madrid, o perder con el último de la tabla. No hay constancia, por eso el público Sevillista, está inquieto.

Dos triunfos en fila, 1-0 en Zaragoza y 3-0 al Getafe en el Pizjuán, dieron la sensación que el barco estaba saliendo a flote. No obstante, para no ser distinto al tiempo de turbulencias futbolísticas que vive el Sevilla, tres derrotas en fila pusieron al conjunto Nervionense una vez más en jaque: 0-1 con Levante, apabullante 2-6 frente al Real Madrid y otro 0-1 con Valencia por la Copa del Rey.

El arribo de un talentoso de la casa, José Antonio Reyes, La Perla, trajo consigo una brisa de aire fresco. Ilusiona, genera expectativa para arrancar de cero a mitad de temporada, con el Sevilla todavía con chances de mejorar la que por ahora es una pobre campaña. Suerte Reyes, y suerte Sevilla. A remontar vuelo.



CAMPEÓN INOBJETABLE

1 Comentarios

Boca, por encima de todos. Ante tanta mediocridad, turbulencia y desajustes, apareció el Boca de Falcioni, sumamente cuestionado en el Clausura pasado, y que aún siendo el cómodo líder en la mayor parte del Apertura no estuvo exento a las críticas. Sin embargo, sí tenía que haber un campeón en un fútbol parejo pero ya aburrido, era el equipo de la Ribera, que sustentado en una estadística asombrosa, fue por lejos, el menos peor; para quedarse con un título después de varios años de sequía (futbolística y de resultados), aferrándose a una estrella que lo mete otra vez en la Copa Libertadores.

Boca ganó de taquito. No tuvo competidores. Racing amagó, Lanús también lo hizo al principio, y por un rato se ilusionó Rafaela, pero hasta ahí. Nadie pudo con Boca, que tuvo lo que hoy escasea: regularidad.

Bien parado atrás, partiendo de Orión y acrecentando la idolatría de Schiavi, que regresó con 38 años y acomodó la defensa. Clemente fue la salida permanente y el principal socio de Román. Rivero y Ervitti, incansables por las bandas. Somoza un león en el medio (a lo Battaglia). Riquelme en el primer tramo fue fundamental, le otorgó la esencia y vida propia que este equipo necesitaba un tiempo atrás. Y cuando estuvo Viatri, la metió, y Blandi, también, y Cvitanich, ni hablar. La pólvora nunca se secó, y el técnico siempre encontró variantes pese al vendaval de lesiones que acecharon promediando el certamen.

El pueblo Xeneize tiene motivos de sobra para celebrar. Si hasta River le sigue dando alegrías. Boca salió campeón y los primos el día anterior cayeron con Boca Unidos, en la "B". La mesa está servida, sólo resta festejar. Una estrella más que por el entorno, tiene un sabor especial.

BUSCANDO LA IDENTIDAD

1 Comentarios

Liga Española (fecha 5): Osasuna 0, Sevilla 0. El Sevilla sigue invicto en su camino por volver a las competiciones europeas en el corto plazo, después de la tempranera eliminación en la presente edición de la UEFA Europa League. La premisa, en las primeras fechas de la Liga, es una constante en el arranque: ganar en el Pizjuán, y sumar afuera. Por eso, más allá de no ser un andar deslumbrante, el conjunto de Marcelino se está convirtiendo en un equipo sólido, difícil para cualquiera, pese a no contar con demasiadas variantes en el banco, aspecto que le puede jugar en contra en el transcurrir de la temporada.

Aunque por el momento, todo marcha bien. Después de debutar con victoria ante el Málaga, Villarreal en El Madrigal, como suele suceder, fue un escollo difícil, en donde Sevilla salió airoso. Comenzó ganando por Negredo, se lo dieron vuelta, y cuando parecía todo perdido, Alexis de cabeza marcó el empate final: 2-2.

Como en el día del debut, volvió a pisar fuerte en casa, y en la cuarta jornada, batió por la mínima a la Real Sociedad, con un gran gol de Kanouté, después de una excelente jugada colectiva. Ideal para el estilo de Marcelino, asociaciones rápidas, de tres cuartos hacia adelante.

Quizás el partido más flojo fue con Osasuna, un 0 a 0 pobre en juego y emociones. Con muchas ausencias, los de Nervión, en algunos segmentos, se hicieron dueños del desarrollo, aguantaron los embates del rival, pero jamás pudieron cambiar el curso de un encuentro olvidable en todo sentido.

En fin, Sevilla es un equipo que se está armando, que quiere ser protagonista como en las viejas épocas, no tan viejas. Frente a Valencia, el líder y próximo rival, será una buena prueba para determinar qué momento atraviesa el elenco de Marcelino. Sí es el convincente equipo que se observa como local, o más bien, el que sufre de lagunas, como con los Rojillos. Un buen examen se aproxima.


POR EL FENÓMENO DE NEGREDO

1 Comentarios

Liga Española (fecha 2): Sevilla 2, Málaga 1. Ya es hora de llamarlo así. El mejor jugador del Sevilla en la pasada temporada, en el debut liguero, volvió a marcar tendencia. Un doblete suyo le permitió al conjunto de Marcelino, comenzar a dejar atrás la dolorosa y tempranera eliminación de la UEFA Europa League. Los de Nervión vencieron 2 a 1 al Málaga del chileno Manuel Pellegrini, y el ex Almería fue la gran figura en la agradable noche dominguera del Pizjuán.

Y a diferencia de otros partidos cercanos en el tiempo, Sevilla sentó las bases del triunfo en la contundencia, ayudada por la apertura en el amanecer del juego que, como suele pasar, genera tranquilidad en quienes convierten, y desconcierta a los que reciben el llamado cachetazo desde el vestuario. Desborde de Navas, testa de Negredo, y a cobrar. 2 minutos, Sevilla arriba 1-0.

Para desgracia del Málaga, el segundo no iba a tardar en llegar. A los 26, el compatriota Diego Perotti la robó por la izquierda, cedió para el bueno de Negredo que de zurda y a un palo, empezó a sentenciar la historia. La tranquilidad, para sorpresa de muchos, estuvo a la orden del día. Como hace bastante tiempo no ocurría.

Ya en el complemento, el ex Villarreal y jugador de la Selección española Santi Cazorla, con un tiro libre magistral acortó la brecha, aunque no impidió la victoria Sevillista. Fue 2 a 1, para dar el puntapié liguero a paso firme. El objetivo, con el transcurrir de los partidos, será convertirse en un equipo difícil para los poderosos, para terminar con la hegemonía de unos pocos. Éste es el camino. Las victorias, la seguridad defensiva y la efectividad en ataque, como se vio en el estreno, ayudarán a cumplir con el tan ansiado anhelo: destronar a los ricos, Barça y Real Madrid.

EMPEZÓ CON EL PIE IZQUIERDO

0 Comentarios

UEFA Europa League (repechaje para fase de grupos, vuelta): Sevilla 1, Hannover 96 1. Chau Europa. Sí, así de sencillo y letal. Sevilla arrancó la temporada de la forma más impensada. Después de sufrir más de la cuenta para alcanzar el repechaje para la UEFA Europa League, el Hannover 96 alemán rompió todo tipo de ilusiones coperas para este año. El equipo ahora dirigido por Marcelino, si bien gastó todas sus energías para ganar, cometió errores similares a los de procesos anteriores, y el 1 a 1 no hizo más que condenar al conjunto de Nervión a jugar sólo por los torneos domésticos.

Los teutones habían ganado en la ida 2 a 1, por eso Sevilla necesitaba ganar aunque sea por la mínima para pasar a la fase de grupos. No quedan dudas que a lo largo de los 90 minutos, el elenco de Nervión fue el que más propuso; pero en el fútbol no ganan siempre los que imponen, sino los que son efectivos en el arco rival. El Hannover casi ni se aproximó al arco de Palop, pero cuando llegó, lastimó.

En la nada quedan los esfuerzos Sevillistas, con Navas y Kanouté nuevamente como bandera. Esta dupla de históricos son la voz cantante de un equipo que quiere regresar a los primeros planos, pero que de entrada, se topó con un golpe difícil de superar. Abdellaoue anotó a los 22 la apertura, y pocos minutos después, Pogatetz en su propio arco igualó para Sevilla. Luego, un sinfín de intentos que jamás llegaron a destino.

Con la eliminación consumada, no queda otra que mirar hacia adelante. Tratar, de una vez por todas, de consolidar una defensa que por ahora sigue dando ventajas, y seguir potenciando a las figuras, que Sevilla las tiene. Para volver a ser. Para no quedar, otra vez, a mitad de camino.

FÚTBOL ARGENTINO: AL BORDE DEL OCASO

1 Comentarios

¿Hacia dónde vamos? Sin dudas, ésta es una de las peores etapas de nuestra rica historia. En todos los aspectos. La probable modificación del sistema de los torneos, fue la gota que rebalsó el vaso. La inclusión a Primera División de 16 equipos de la "B" Nacional, más los campeones de la "B" Metropolitana y el Argentino "A" (terceras categorías), no hace más que desvalorizar los costosos ascensos obtenidos por Belgrano, Unión, San Martín de San Juan y Atlético Rafaela; y lo que es peor, generar un sinfín de suspicacias. No dejar a River recuperar dignamente lo que perdió en la cancha, por ejemplo, o por otro lado, evitar que los demás equipos poderosos, entre ellos Boca, no corran la misma suerte que el Millonario, si es que tienen una floja temporada. El fútbol históricamente vivió de premios y castigos deportivos, no de "premios consuelo".

Las decisiones, al fin y al cabo, siempre las toman unos pocos. Los de siempre, los que toman decisiones hace 32 años. Y los clubes, hambrientos, en su mayoría pobres y necesitados de dinero, van hacia la plata, ciegos, aunque en cierto sentido, se los comprende. Pero, está claro, con este tipo de medidas, siempre se va a menospreciar a aquellos que hacen las cosas bien, los que no se endeudan ni hacen locuras para formar un equipo competitivo, los que le dan valor a las divisiones inferiores, los que tienen los sueldos de sus empleados al día.

Los últimos torneos, más que parejos fueron mediocres. Existe una paridad absoluta. Es cierto que cualquiera le puede ganar a cualquiera. No obstante, sólo Vélez y Estudiantes se consagraron como equipos fuertes, mientras que el resto, casos comos los de Huracán, Argentinos y Banfield, por citar algunos, fueron claros animadores en su tiempo, y a la temporada siguiente desmantelaron totalmente a sus planteles. La Copa Libertadores, fue fiel testigo de la debacle. Varios campeones del fútbol argentino, llegaron a la principal cita continental sin más de la mitad de los jugadores que meses antes posibilitaron un título. Y en los resultados, se evidenció.

La Selección Argentina es más de lo mismo. Las críticas constantemente caen sobre Messi, por lejos el mejor jugador del equipo (no será el del Barça, pero al menos da muestras de ser diferente al resto). Excedente en determinados puestos, faltante en la mayoría. Sin un proceso serio a largo plazo, con las juveniles dando lástima, y para colmo, echando al técnico (Batista) a menos de un mes de haber firmado el contrato. Patético.

Así estamos, así nos va. El fútbol argentino hace mucho está en crisis, y por el momento, parece que la situación no va a cambiar. Mientras tanto, la corrupción reina panza para arriba. ¿Quién nos salva? ¿Quién nos va a empujar hacia el progreso? Por ahora, seguimos firmes, al borde del ocaso.

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top