FESTEJÓ SOBRE EL EPÍLOGO


Liga Española (fecha 11): Zaragoza 1, Sevilla 2. Generalmente, los triunfos que más se disfrutan, son los que se sufren. Los partidos que se ganan en el último minuto, son sinónimos de afonía absoluta. Y Sevilla, sin hacer una gran presentación, lo hizo. Le ganó al Zaragoza 2 a 1 como visitante, y de ésta forma, permanece en el lote de los de arriba. Luis Fabiano y Álvaro Negredo, fueron los autores de los goles del conjunto Andaluz.

El encuentro, dejó muy poco que analizar. Aunque, afortunadamente, la emoción más grande llegó casi en tiempo de descuento. Porque antes, salvo los goles, el trámite se presentó algo aburrido. Clásico partido en el que no abundan las situaciones de riesgo, y que para salir victorioso, se necesita imperiosamente estar preciso en las escasas oportunidades que se generan. Sevilla fue contundente, y por ello se llevó el premio mayor.

Los equipos se midieron hasta el minuto 28 del primer tiempo, momento en el que apareció la magia de Kanouté, para salir de la mediocridad. Fréderic tomó la pelota en 3/4 de cancha, se sacó a un rival de encima, y con un magistral pase, dejó a Luifa cara a cara con el arquero. El artillero brasileño, la colocó al primer palo y abrió la cuenta.

En la reanudación, se vieron los mejores momentos del Zaragoza, que iba a llegar al empate a través de sendas arremetidas del argentino Nicolás Bertolo. Primero, a los 7, Javi Varas impidió la caída de su valla, tras un cabezazo del ex Banfield. Y a la salida de un córner, un minuto más tarde, el mismo Bertolo, nuevamente de cabeza, logró la ansiada igualdad.

De ahí en más, el encuentro se hizo muy friccionado. Demasiado, a mi gusto. Los futbolistas se excedieron en el juego brusco, el desarrollo se presentó cortado, y varios jugadores fueron amonestados. Jugada dudosa, en la que pudo haber penal sobre Marco Pérez, clara infracción dentro del área sobre Alfaro no sancionada, y expulsión de Fernando Navarro con roja directa. Todo esto en 15 minutos.

La premisa entonces, parecía ser cerrar la persiana y aguantar el punto. Pero Sevilla, lo fue a buscar. Acertada decisión del entrenador Manzano en no retrasarse, a pesar de la inferioridad numérica. El equipo siguió igual, con el agregado de tener a un jugador inspirado como Negredo. El tipo de titular, o ingresando desde el banco, siempre cumple. Avisó a 10 del final con un cabezazo que se fue por arriba del horizontal. Y luego, sobre la hora, solito y solo la peleó en la mitad de cancha, le ganó al defensor, y cuando le salió Doblas se la cruzó al otro palo. Grande Negredo, el mejor jugador del Sevilla en éste arranque de temporada. 3 puntos de oro. Para seguir en los puestos de copas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top