EL KARMA DE JUGAR EN CASA

Liga Española (fecha 13): Sevilla 1, Getafe 3. Y eso que, desde la llegada de Gregorio Manzano a la dirección técnica, parecía que el Sánchez Pizjuán volvía a ser una fortaleza. Pero una semana bastó para derribar ése pensamiento positivista. Porque primero Mallorca y ahora Getafe, vencieron con justicia a un pálido Sevilla que, nuevamente, tal como al comienzo de la temporada, no encuentra el rumbo. La visita ganó sin objeciones 3 a 1, y dejó al equipo Andaluz en la octava ubicación, fuera de las competiciones europeas.

El comienzo del partido mostró a dos equipos incisivos, que buscaron constantemente el arco rival, con la intención de adelantarse en el marcador desde el vamos. Primero lo tuvo el Getafe con su capitán, Manu del Moral, y a los pocos minutos, Kanouté, después de una muy buena pared con Romaric. En esos instantes, se lo vio movedizo a Diego Capel, desde la izquierda.

Y un centro de Romaric a los 30, iba a culminar con la definición del que siempre está, Fréderic Kanouté, que apareció solo por el segundo palo, y gritó el que a la postre, sería el único gol Sevillista. El trámite, con el tanto del oriundo de Malí, parecía encaminarse hacia una nueva victoria, aunque nadie contaba con la magnífica reacción del rival.

En el complemento, lo dicho. El equipo de Míchel fue a buscar el partido, y se lo llevó con justicia. Avisó nuevamente con del Moral, pero el remate fue contenido de gran manera por Palop. Y luego, Miku estrelló un remate en el horizontal. La defensa Sevillista no mostró solidez, y lo iba a pagar caro. El empate azul, estaba al caer.

Llegó a los 12, a través de un penal de del Moral, después de una mano dentro del área de Konko. Y al minuto, otro golpe fulminante. La última línea en una siesta, con tiempo Gavilán tuvo dos oportunidades para mandar el centro, Miku recibió solo dentro del área, y definió. Sí, en 60 segundos, el Getafe lo dio vuelta.

Pedro Ríos condecoró el resultado, para una nueva derrota del Sevilla en casa. La crisis futbolística otra vez sucumbe en los pasillos del Sánchez Pizjuán. Lejos de todo, cerca de la mediocridad. Lamentablemente, ya que el plantel, desde su armado, transmitió confianza. Estará en ellos cambiar ésta teoría. Todavía, y es lo más positivo, queda mucho camino por recorrer.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top