SÓLO TRES PUNTOS (Y NO ES POCO)

















SEVILLA 1 - 0 Almería (Fecha 19)

Lo más importante que dejó el partido fue eso, los tres puntos. El rendimiento del Sevilla no fue el más lúcido y vistoso, pero había que ganar. Sea como sea. La premisa era meterle presión a los rivales que por ahora dejan sin Champions a los dirigidos por Manolo Jiménez. Y después de cuatro derrotas al hilo, finalmente se pudo cantar victoria. Con gol de Negredo Sevilla derrotó en el Sánchez Pizjuán al Almería por 1 a 0, y se coloca, al menos por unas horas, en la cuarta colocación de la tabla.

Enfrente un rival duro, corredor, asfixiante, que si bien contó con algunas chances de gol, en contrapartida no mostró variantes técnicas para desequilibrar (al menos en éste partido porque jugadores de buen pie tiene). Sevilla tuvo que luchar contra la muralla defensiva del conjunto visitante y ante uno de los llamativos fantasmas de la presente temporada: el mismo Sánchez Pizjuán.

Paradoja del destino que el campo de juego Sevillista le dio una mano al equipo de Nervión para conseguir el único gol de la tarde Andaluz. El reducto rojo y blanco le propinó al equipo el empujoncito que necesitaba para llevarse la victoria, porque ya ni el estadio mismo iba a tolerar perder más puntos como local. Bien temprano, para sacar presiones, a los 9 minutos Acasiete quiso jugar con su arquero Diego Alves. Hasta allí nada de otro mundo. Pero lo que jamás se imaginó el central es que en el camino, debido al mal estado del campo por lluvia, la pelota se iba a quedar muerta. Renato anticipó y se la sirvió en bandeja a Álvaro Negredo que sólo tuvo que empujarla hacia el fondo del arco. Un gol atípico, de esos que no se ven seguido. Pero lógicamente, un gol que como cualquier otro vale uno.

Y muchísimo valor tendría a la postre esa jugada desafortunada de la última línea visitante, ya que con ese solitario tanto Sevilla volvió a la victoria en Liga después de cuatro traspiés consecutivos, ganando además en su casa tras cinco partidos contando Copa y Liga.

Juego pobre, mal clima, pocas emociones, un solo gol. Bendito sea ése gol, que tapa todo lo demás. Porque frente a Almería solamente importaba una cosa: GANAR.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top