POR KANOUTÉ, VOLVIÓ A LA VICTORIA


Liga Española (fecha 17): Sevilla 1, Osasuna 0. Al Osasuna había que ganarle, como sea. Para comenzar el año de la mejor forma. Para volver a creer en el equipo. Y Sevilla, gracias al salvador de siempre, lo hizo. Kanouté le dio el triunfo al conjunto de Gregorio Manzano, que de ésta forma cortó la nefasta racha de 5 derrotas al hilo por liga. Por su parte, los Rojillos hace casi un año que no ganan en condición de huésped (desde el 31 de enero de 2010).

Y sin dudas, la vuelta al triunfo Sevillista se debió, en parte, al regreso (¡por fin!) de Jesús Navas. La salida clara y el desborde vertiginoso por el costado derecho, después de un largo rato, regresaron al césped del Pizjuán para darle claridad al equipo. A través del hombre de Los Palacios, Sevilla en el arranque tuvo varias chances para marcar el primer desnivel. Negredo se mostró activo, y Kanouté, como de costumbre, permanentemente al acecho.

Así y todo, tras sendos errores defensivos, los dos tranquilamente pudieron convertir, aunque no lo hicieron. Es que Sevilla sigue penando en el fondo, y por eso, lo bueno generado en ataque, a veces no alcanza. Primero Capel para los de Nervión, que después de un grosero error de Juanfran, quedó solo con Ricardo, aunque tapó bien el golero visitante. Y más tarde, debido a una falla en la salida, el mismo Juanfran se encontró con el bueno de Palop, que respondió a la perfección.

Todo muy parejo, hasta que a los 35, los partícipes ideales le dieron el primer gol del juego al Sevilla (que a la postre, sería el único). Tiro libre, centro de Navas, testazo de Kanouté, y a cobrar. 1-0. Nuevamente el de Malí, fue el encargado de ayudar al Sevilla, para que el equipo no caiga definitivamente en el pozo de los que pelean en los últimos puestos. Por eso, Fréderic, no te retires nunca.

El complemento, como todo lo que se disfruta primero se sufre, realmente se padeció. El conjunto Andaluz no lo pudo liquidar, y por ende, los de Camacho siempre estuvieron al borde de igualarlo. De hecho, Osasuna tuvo sus oportunidades, pero falló en el toque final.

Lo cierto es que Sevilla ganó. Se quedó con los tres puntos, en casa (que lamentablemente, hoy no es una garantía), y después de mucho tiempo. Por consiguiente, no hay análisis que valga. No se jugó bien, es cierto, pero hay veces que lo que importa es el resultado, como en éste caso. Porque, obviamente, el equipo se va a aceitar si primero, lo rodea un ambiente cálido, de buenos resultados. Buen comienzo del 2011.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top