EL PIZJUÁN, EL PRINCIPAL ESCOLLO

Liga Española (fecha 4): Sevilla 1, Racing de Santander 1. Increíble pero real. Una fortaleza que a solventado 5 años de triunfos, hoy se convierte en un karma para crecer en la tabla. Sevilla no hace pie en casa. Un reducto que en los últimos tiempos se transformó en invulnerable y temido por los poderosos, ahora da la sensación que es parte del pasado. O al menos por el momento. En la temporada anterior, se sufrió muchísimo, y en la presente, solo se ganó ante los suplentes del Barcelona en la ida de la Supercopa. Después, Sevilla se mantuvo en los primeros puestos básicamente por lo hecho de visitante.

La nueva muestra de que los rivales se sienten algo más cómodos jugando en el Pizjuán, en ésta oportunidad la dio el Racing de Santander. Y eso que el equipo de Antonio Álvarez supo ponerse en ventaja rápidamente, pero el nivel fue diluyendo con el correr de los minutos. En el inicio del complemento la visita lo igualó, y Sevilla no supo reponerse del cachetazo. Por eso el 1 a 1 final.

Una lástima, porque todo arrancó color de rosas. Poco más de un minuto había pasado cuando Perotti estrelló un tiro libre en el palo. Y a los 15, después de un claro penal que recibió Alfaro, Negredo puso el 1-0. Todo parecía encaminado. De hecho Sevilla tuvo en sus pies las chances de ampliar la diferencia, a través de dos de los más activos del conjunto de Nervión, Perotti y Guarante respectivamente.

Pero otra vez, un gol rival iba a desmoronar al Sevilla. En la primera llegada del Racing en el segundo tiempo, un centro desde la izquierda, derivó en un mal rechazo de Zokora. La pelota le cayó a Pinillos que la empalmó de derecha y la clavó al lado del poste. Nada que hacer para Palop.

De ahí en más al Sevilla no se le cayó una idea. Fue con mucho ímpetu, es cierto, presionando en todos los sectores. Aunque abusó de los centros, y sin Kanouté, fue muy difícil sacarle máximo rédito. Así se fueron dos puntos valiosos. Y otra vez de local. Ahora se viene el Hércules. Al menos por estos días, Sevilla se tendrá que aferrar a su gran campaña de visitante, para seguir posicionándose entre los de arriba.

1 Comentarios:

Juan Sevilla Somos Nosotros dijo...

Si señor , que tiempos aquellos en los que los rivales temían a la Bombonera de Nervion mas que a una vara verde, allí se fraguaron los títulos que hoy nos iluminan y por los que nos conocen en el mundo, fue en aquellos tiempos cuando descubrí que los asientos tenían respaldo porque se sentaba uno, fuera quien fuese el rival, relajado sabiendo que con casi toda seguridad los puntos se quedaban, al final, en casa.

Desde que comenzó Jimenez no sabemos lo que es esa sensación.A pesar de todo la grada del Pizjuan empuja como, o mas, que antes.

Saludos Crack

Publicar un comentario

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top