ANÁLISIS DE LA TEMPORADA 2009/2010

4 Comentarios
Fue un año duro, con muchos obstáculos. El camino se presentó largo y sinuoso en más de una ocasión, y hasta pareció derrumbarse todo después del empate en el Pizjuán con el Xérez. Pero Sevilla, fiel a su estilo batallador, el de los que no se rinden nunca, salió a flote y terminó la temporada con la Copa del Rey bajo el brazo.

Costó mucho, demasiado diría, pero se llegó. A veces la falta de fortuna o la impericia propia, parecieron alejar al conjunto Andaluz del gran objetivo. Pero quedó claro que cuando un grupo de personas lucha con dignidad y convicción, cualquier tormenta es superable. Ése es el ejemplo que dejó éste equipo.

Todo comenzó bien, casi sin fisuras. A pesar del traspié inicial ante Valencia, una buena racha de victorias colocó a Sevilla, ya de entrada, entre los grandes candidatos a pelear por cosas importantes. La idea a la postre fue mantenerse entre los mejores, con la ilusión de sumar una nueva estrella. Fueron siete los triunfos al hilo entre Liga y Champions, entre ellos demoledoras lecciones de fútbol como el 4 a 1 al Rangers en Escocia y el 4 a 0 al Bilbao en San Mamés, con éxito incluido al Real Madrid 2-1 en casa.

Después de la segunda derrota en la 2009/2010 en Riazor ante el Depor, de a poco Sevilla ingresó en una nebulosa futbolística. Al principio alternó buenas actuaciones (con Sttutgart en Alemania), con algunas no tan productivas. Empates como local ante Espanyol, Málaga y Valladolid, dieron margen a la duda. Incógnita que se agigantó tras dos caídas también en condición de anfitrión ante Racing de Santander y Getafe. El reducto Andaluz ya no se presentaba como la muralla imbatible que solía ser.

Las lesiones comenzaron a ser una constante, el nivel dentro de la cancha al variar las alineaciones dejó de ser el mismo, y los resultados ya no acompañaron. En el final del 2009 y principios del presente, se vio lo peor del Sevilla. Se ingresó en una crisis que explotó tras la sorpresiva eliminación de la Liga de Campeones a manos del CSKA de Moscú y la posterior igualdad como local ante Xérez. Allí terminó el ciclo de Manolo Jiménez a cargo del equipo, y dio inicio el de Antonio Álvarez.

Así y todo, los de Nervión de irregular presente, estaban en la final de Copa, dejando en el camino ni más ni menos que al gran Barça de Pep Guardiola y Messi. Jesús Navas fue la bandera, y el argentino Diego Perotti (foto), el revulsivo. Por eso, no eran todas pálidas. Había con que. Las soluciones estaban definitivamente dentro del entorno Sevillista.

Y cerca del epílogo, se puso de pie. Se levantó como los grandes, ante todas las adversidades. Remontó notablemente en la Liga, logrando la clasificación a la Champions, y el Pizjuán volvió a ser una fortaleza. Luis Fabiano y Kanouté volvieron al gol, Palop volvió a ser el Palop de siempre, y Sevilla también fue el que nos tiene acostumbrados. Una victoria agónica con 10 hombres en Almería le devolvió la confianza a todos. Sí que se podía.

Llegó la final de Copa ante el Atlético. Ya no había con que parar a Sevilla. Ni el campeón de la UEFA, ni nadie. 2-0 y campeonato. Reacción, esfuerzo, y gran recompensa. Sevilla demostró una vez más porque es grande. Porque los grandes cuando tropiezan, luego se levantan y hacen temblar el piso. Sevilla cayó, se repuso, y gritó campeón. Fiel a su estilo por naturaleza. El de los que nunca dan nada por perdido.

SEVILLA JUGÓ CON 12 Y GANÓ LA COPA

6 Comentarios












Atlético Madrid 0 - 2 SEVILLA (Final)

Y sí, ¿quién va a negar que estuvo ahí? Le debían un título y quiso ser partícipe. Había que darle una mano al equipo que tanto sufrió durante la temporada. Había que levantar una copa después de casi tres años. Claro, Sevilla se "mal acostumbró" a ganar. Como vos, Antonio. A la par tuya.

Después de aquel glorioso 27 de abril te convertiste en el ángel guardián del Sevilla. Lo sabés, y lo sabe cada uno de nosotros. Ése zurdazo quedó grabado a fuego en todos los corazones Sevillistas que ayer festejaron una nueva estrella. Nadie más que vos podía aparecer en aquel momento para hacer el gran gol de la UEFA. Adentro de la cancha fuiste figura, y ahora, en donde quiera que estés, lo seguís siendo.

Te fuiste por un buen rato, pero ayer quisiste volver. Tu equipo te necesitaba. Pediste la "16" para compartirla con Capel y te mandaste derecho al Camp Nou. No importaba que Sevilla jugara con 12. En ésta ocasión el reglamento lo permitió. Copaste como siempre el carril izquierdo, y luchaste hasta el final para que tu equipo se quede con la victoria. Y así fue.

Sevilla le ganó 2 a 0 al Atlético de Madrid y se quedó con la quinta Copa del Rey de su historia. Los goles los marcaron Diego Capel a los 5 del primer tiempo, y Jesús Navas a los 46 del complemento. ¿Perdón? ¿Dos canteranos hicieron los goles? Sí, coincidencias del destino.

A los 5. Escalada por el sector derecho de Navas, enganche, remate, rebote en el rival. La pelota le quedó servida a Capel, el actual "16". Claro, el heredero del número de Puerta, ése mismo. La pelota ahí, muertita en la medialuna. En cuestión de segundos el volante pelilargo le pidió la receta a la Zurda de Diamante. Puerta le pasó la fórmula perfecta y Capel jamás dudó. Fierrazo al ángulo y a otra cosa. 1-0.

Después hubo que defender. Antonio se sumó a Squillaci para meterse entre el arco y la pelota para salvar un doble tiro, y después alentó a Palop para que ataje como en los penales de la final de Glasgow. Todo salió bien. De ninguna manera se podía escapar el título.

¿Lo pudo liquidar?, sí. ¿Lo pudo empatar el Atlético?, también. Pero nada de eso ocurrió hasta el minuto 91. El compinche, el compañero, el elegido. Jesús Navas con lo último de resto, agarró la pelota atrás de la mitad de cancha. Pasó a uno, luego lo fueron a partir. Siguió. Siguió hasta cruzase con de Gea. Nadie lo iba a parar. Puerta le prestó las alas a su fiel amigo y Navas voló. Voló bien alto. Dejó en el camino al arquero Colchonero y empujó a la red. Gol de la victoria. Gol que confirma la resurrección futbolística de los de Nervión.

Sevilla campeón. El Atlético pecó de ser favorito. Venían de ganar la UEFA. No importó. Sevilla sabe jugar finales, Sevilla no se olvidó de ganar. Jugó con 35.000 fanáticos en las tribunas y con 12 adentro de la cancha. Una vez más quedó demostrado. Con Puerta en el verde césped, no hay con que darle muchachos. Sevilla con Puerta en cancha nunca pierde.

TRAS 25 AÑOS, EL BICHO ES CAMPEÓN

0 Comentarios
















En La Paternal se desató la fiesta...


El mejor de todos. El conjunto de Claudio Borghi se adjudicó el Torneo Clausura 2010 después de derrotar 2 a 1 a Huracán en Parque Patricios con los goles de Juan Mercier y Facundo Coria.

Humilde, trabajador y sumamente efectivo en los momentos clave. Así se mostró ésta versión de Argentinos Juniors, que vuelve a ser campeón tras el Metropolitano '84 y el Nacional '85, hasta el domingo sus únicas dos estrellas locales.

Solidario, batallador y lúcido. El Bicho le peleó de igual a igual a los equipos más fuertes del país. Estudiantes, Vélez, Independiente y Banfield, se rindieron ante la Asociación Atlética Argentinos Juniors, que se consagró con 41 puntos, una unidad por encima del Pincha.

El buen rendimiento de la última línea encabezada por Caruso, el demoledor "doble 5" compuesto por Mercier y Néstor Ortigoza, la dinámica de Coria y Oberman, la experiencia y visión de juego del eterno José Luis Calderón, y los goles del Chuco Sosa y Pavlovich, hicieron posible éste festejo en todo el barrio de La Paternal.

De ésta manera, Argentinos suma a su historial su tercer título doméstico, además de la Copa Libertadores de América obtenida en 1985. También, éste Clausura 2010 marca que después del Apertura 2006 conseguido por Estudiantes de La Plata, ningún campeón se repitió en 8 torneos. Pasaron los platenses, San Lorenzo, Lanús, River, Boca, Vélez y Banfield. Ahora, el turno de descorchar es para Argentinos Juniors. Y bien merecido lo tiene.

COMO EN LAS PELÍCULAS

2 Comentarios

















Almería 2 - 3 SEVILLA (Fecha 38)

Sí, como en las películas con final feliz. Parecía todo perdido pero el fútbol tarde o temprano hace justicia. Sevilla le ganó en el último minuto 3 a 2 a Almería y se mete en la próxima edición de la Champions League. Un triunfo para festejarlo un largo rato.

Sevilla tenía que estar en la Liga de Campeones. El merecimiento se lo ganó a lo largo de toda la temporada. La estadística así lo indica. En la Liga, después del campeón Barcelona, Real Madrid y Valencia, el conjunto Andaluz fue el más solido, el menos irregular. Llegó a la final de la Copa del Rey dejando en el camino al mismísimo Barça, y a rivales duros como lo son Deportivo La Coruña y Getafe. Y en la Champions, si bien quedó un sabor amargo luego de la sorpresiva eliminación en octavos ante el CSKA de Moscú, Sevilla fue primero en su grupo, el cual por ejemplo, estuvo compuesto por Stuttgart y Rangers.

Para asegurarse el pasaje europeo, el elenco de Antonio Álvarez visitó al siempre molesto Almería. Todo comenzó bien, ya que a los 16 minutos del primer tiempo, Fréderic Kanouté con un letal cabezazo tras un milimétrico centro de Jesús Navas, decretó la apertura en el marcador.

Sevilla fue más en la etapa inicial. Buscó por todos los medios conseguir rápidamente la ventaja, y cuando lo logró, manejo los hilos del partido. Hasta que a los 44, Almería dio el primer cachetazo. Una gran jugada colectiva derivó en Soriano, que de zurda puso las cosas como al principio. 1-1, y a volver a remar.

El inicio del complemento fue un calco del primero. Sevilla hambriento y con muchas ganas salió decididamente a buscar la diferencia, que consiguió a los 8 minutos. Una réplica encabezada por Diego Capel, culminó en Navas que fiel a su estilo, sacó un centro venenoso que después del esfuerzo de Negredo rebotó en Chico, que no pudo evitar el gol en su propio arco. Otra vez los de Nervión comandaban las acciones.

Aunque el mismo Negredo un rato después, tuvo su minuto fatal. A los 19, después de que le sancionasen erróneamente un fuera de juego, el ex Real Madrid se fue de boca y el árbitro Rubino Pérez no dudó en sacarle la tarjeta roja. Allí cayó Sevilla y reaccionó Almería, que fue con todo en busca del empate, que consiguió a 12 del final. Un tremendo zapatazo de Juanma Ortíz parecía sentenciar las chances del Sevilla de quedarse con la cuarta plaza. Un gol antológico que enterraba cualquier ilusión. Imposible de recuperarse ante semejante golpe. 2 a 2, Mallorca arriba 2-0 frente al Espanyol, y con 10 hombres. Peor panorama, imposible.

Pero Sevilla es Sevilla. Jamás hay que darlo por muerto. Cuando menos te lo esperás, el equipo Andaluz saca a relucir su espíritu ganador. Retroceder nunca, rendirse jamás. Así dice la frase. Así fue a la carga Sevilla. Salió a buscarlo, con pocas armas, pero lo fue a buscar y tuvo su premio. Minuto 48. Otro desborde del genio de Navas, pifia en el área, y media-vuelta colosal del recién ingresado Rodri. Siempre un canterano salva a Sevilla. Golazo del pibe para desatar la locura. Sevilla está en la Champions. Sevilla va por la Copa del Rey el miércoles. Sevilla es grande. Definitivamente, cuando se lo busca, el final de la película indudablemente tiene que ser feliz.

OLIMPO, VUELVE A SER DE PRIMERA

1 Comentarios














Fútbol, agallas y regreso.

Después de dos años en la "B" Nacional, Olimpo volvió a Primera. El conjunto de Omar De Felippe cerró una campaña brillante, que lo coloca nuevamente en el escalón más alto del Fútbol Argentino.

El equipo de mi ciudad, Bahía Blanca, se coronó campeón del principal certamen de ascenso del país, para de ésta forma volver a codearse con los mejores. El camino fue largo y sinuoso, con puntos altos y de los otros, aunque Olimpo siempre mostró entereza y madurez para sobrellevar cualquier tipo de adversidad.

Lejos, fue el mejor. De los 38 partidos que disputó ganó 19, fue con 50 goles la delantera más goleadora, y la valla menos vencida ya que recibió solo 24. Sumó un total de 71 puntos, todo un récord, con una efectividad del 62,28 por ciento.

La seguridad desde el arco de Laureano Tombolini, la personalidad y firmeza de Mosset y Santín en la zaga central, el equilibrio en el centro del campo de Roberto Brum, el talento de Vega, Barrionuevo y Rolle en la zona de creación, y los goles de Alejandro Delorte y Domingo Zalazar, fueron las claves de ésta estupenda versión del Aurinegro.

Olimpo es de Primera otra vez, para orgullo de toda una ciudad. Así, los de Avenida Colón suman su tercer título en la "B" Nacional en un corto lapso de 8 años. Después de finalizado el Mundial de Sudáfrica, nuevamente tendremos el mejor fútbol del país en Bahía. Gracias por todo y ¡SALUD CAMPEONES!.

EL ÚLTIMO PARTIDO: OLIMPO 2 - 0 C.A.I.


EL DÍA DEL ASCENSO: OLIMPO 0 - 0 SAN MARTÍN (T) -4/05/2010-

¡QUE SUSTO SE LLEVARON!

2 Comentarios

















SEVILLA 2 - 3 Barcelona (Fecha 37)

El mejor equipo del mundo fue al Pizjuán y casi se queda sin Liga. Un Sevilla que se vio muy superado en el primer tiempo, reaccionó en el complemento y con diez hombres casi le empata al poderoso Barcelona. Fue 3 a 2 para los de Josep Guardiola que de ésta manera se encaminan hacia el título. Los goles Sevillistas los anotaron Kanouté y Luis Fabiano.

Sin dudas, se vivió un partido sensacional. El gran campeón, enfrentaba a uno de los equipos que siempre está en la discusión. La visita de riesgo del Barça a territorio Andaluz fue el plato fuerte de la penúltima fecha de la Liga Española. Aunque en el comienzo, pareció haber solo una propuesta en la cancha. Barcelona fue arrollador, apabullante. Salió a comerse a su rival de turno. Y por momentos, lo hizo.

Sin perder el tiempo, a los 5, el conjunto Catalán lastimó. Como no podía ser de otra manera, el verdugo fue Lionel Messi, que recibió un delicioso pase de Maxwell, giró en el área y la clavó cruzada. Simple fue el Barça en la primera parte, muy simple. Y así, fiel a su estilo, jugando sencillo y abriendo la cancha, Barcelona siguió haciendo su negocio. Al descanso se fue 2-0 arriba gracias a que Bojan se anotó en la red a los 28.

De Sevilla hasta ahí, poco y nada. Las ganas de Jesús Navas y las salvadas de Palop no alcanzaban para detener al ciclón Blaugrana. Y encima, para colmo de males, a los 17 del segundo tiempo Pedro puso el 0-3. Pintaba para goleada, porque encima Sevilla se quedó con 10 debido a la expulsión de Konko.

Pero cuando los jugadores estaban más para que los trague la tierra que para otra cosa, el conjunto de Antonio Álvarez reaccionó. Sevilla, tarde pero seguro, despertó. Y si Sevilla despierta, está claro que puede complicar a cualquiera, incluso al Barça, al que lo sacó de la presente Copa del Rey. En el momento que llegaban las buenas noticias del Riazor, Kanouté descontó. El Deportivo La Coruña con gol de Ricki le ganaba al Mallorca y con ése resultado, que a la postre sería definitivo, Sevilla mantenía la plaza en Champions.

El africano acortó distancias a los 24, y 60 segundos después, Luis Fabiano aprovechó al máximo una avivada de Zokora para poner el 2-3. De ahí en más, Barcelona entró en pánico escénico. Se olvidó de jugar a lo Barça, y llevó a la práctica lo que implementó Mourinho hace un par de dias. Se metió atrás y además ¡hizo tiempo! Increíble. Y sí, Barcelona la pasó mal, pero ganó. Ahora se viene Almería. Primero hay que asegurar la participación en Champions, y después dejar todo por la Copa. Tramo final de temporada, inmensidad de ilusiones.

ASÍ, LLEGAR A LA CHAMPIONS ES UN HECHO

0 Comentarios



















Racing Santander 1 - 5 SEVILLA (Fecha 36)

A priori, el choque se presentaba complicado y decisivo. Difícil porque el Racing de Santander le complicó la vida varias veces al Sevilla, incluso en ésta temporada ganando en el Pizjuán. Y determinante debido a que los de Antonio Álvarez se están jugando el pasaporte a la próxima Champions League. Luego de los 90 minutos, en síntesis, los de Nervión hicieron fácil lo complejo, y aprovechando la derrota de Mallorca a manos del Real Madrid, el festejo fue doble. Porque claro, ahora Sevilla depende de Sevilla. Ya no corre de atrás.

Y lo madrugó de entrada. El conjunto Andaluz a los 2 minutos ya estaba arriba. Corrida por el sector izquierdo de Jesús Navas, remate rasante al primer palo, posterior rebote en el arquero Coltorti, y definición con el arco a su merced de Negredo. Todo muy sencillo. Demasiado.

A los 19, otra vez por la banda zurda Sevilla hizo negocio. Diego Capel (foto), que fue una verdadera pesadilla para la última línea local, se metió en el área y le cometieron penal. De la pena máxima se hizo cargo Kanouté que puso el 2 a 0 parcial, resultado con el que concluyó la etapa inicial.

El complemento fue un calco exacto de lo anterior. Al minuto Sevilla volvió a lastimar a un Racing que jamás se pudo acomodar en el campo. Por enésima oportunidad Capel llegó al fondo, tiró el centro y Jesús Navas conectó de cabeza para poner el tercero (sí, ahora el de Los Palacios también convierte con la testa). Y 60 segundos más tarde, como si estuviesen en el Potrero jugando por el Pancho y la Coca, en dos toques los de Nervión liquidaron completamente cualquier chance Racinguista. Un preciso pase en cortado del bueno de Navas dejó cara a cara con el golero a Capel que definió sin problemas. 4 a 0 y a la bolsa.

Luego descontó Tchite y con tiempo cumplido, una hermosa volea de Álvaro Negredo condecoró la goleada, más allá que todo estaba liquidado hace rato. 5 a 1. No se los extrañó a Luis Fabiano, ni tampoco a Perotti. Fue un partido redondo del Sevilla, que cumplió con la teoría de las tres G: Ganar, Golear y Gustar. ¿Alguna objeción? Ninguna. Sólo ponerse de pie y aplaudir.

PARA IR PALPITANDO EL MUNDIAL...

0 Comentarios













Fútbol: Deporte y Pasión Nacional.

Al argentino lo tildan de agrandado, soberbio y hasta maleducado. Sí, a veces no damos el ejemplo. Y los que nos representan ante el resto del mundo, tampoco. Tenemos miles de falencias, muchísimas. Cometemos infinidad de errores, y aún así tropezamos con la misma piedra en reiteradas ocasiones. A veces como país, nos da vergüenza ser quienes somos. Y sí, nos mandamos bastantes cagadas.

Pero a pesar de todo, somos pasionales. Como pocos. Sentimos los colores, el fútbol es nuestra vida. Cambiamos lo que sea por un campeonato de nuestro equipo. Nos desvivimos por un gol sobre la hora. Reímos, lloramos, saltamos, nos abrazamos. Por el fútbol, hacemos cosas que jamás haríamos en cualquier otra circunstancia. Cumplimos promesas, vamos a misa. Lo que venga.

Así somos los argentinos. Lamentablemente, como país nos unimos en cuentagotas. El Mundial por ejemplo, es la excepción a la regla. El Mundial sí nos une. Nos une en un grito que como dijo Víctor Hugo Morales alguna vez, se refleja en "un puño apretado gritando por Argentina". Somos lo que somos. Desfachatados, puede ser. Y futboleros hasta la médula, también.

TODAVÍA HAY VIDA EN EUROPA

0 Comentarios

















SEVILLA 3 - 1 Atlético Madrid (Fecha 35)

En la antesala de la final de Copa del próximo 19 de mayo, Sevilla recibió en el Pizjuán al entonado Atlético de Madrid. La Liga hace rato que sólo tiene a dos protagonistas peleando en lo más alto, Barcelona y Real Madrid, pero aún así en la previa el choque se presentaba como apasionante, generando expectativa en el público. Los de Andalucía llegaban necesitados de victorias para seguir con chances de ingresar a la Champions de la temporada venidera, mientras que el Aleti después de lograr el pasaje a la final de la UEFA, se medía ante su rival en la definición en Camp Nou. Un cotejo ideal para ir palpándose de cara a lo que viene.

Y Sevilla consiguió lo que fue a buscar: los tres puntos. Una actuación sólida, que no fue festejada de la manera que se merecía, primero por las lesiones de Fernando Navarro y Luis Fabiano, y también por el triunfo de Mallorca frente al Bilbao, que lo relega nuevamente al quinto puesto. Los goles del éxito Sevillista los marcaron el mismo Luifa, y Álvaro Negredo en dos oportunidades, ambas desde el punto penal.

De entrada, al conjunto de Nervión se lo vio más enchufado e inmediatamente esa actitud la trasladó al marcador. A los 5 minutos de recién iniciado el juego, tras un tiro de esquina desde el sector izquierdo, el balón quedó abollando dentro del área menor a merced de Luis Fabiano que marcó la apertura. Igualmente, la primera alegría de la tarde iba a durar poco, ya que unos segundos más tarde, en una jugada de pelota parada, Tiago estampó parcialmente la paridad en el luminoso.

Pero a los 12, Sevilla iba a volver a ratificar su superioridad. Una escalada por la izquierda del imparable de Adriano, derivó en una dura infracción de Valera. Penal para los locales, y posterior conversión de Negredo para el 2-1 parcial.

Y a los 39, también del primer tiempo, el Sevilla que contó en sus filas con los argentinos Lautaro Acosta (foto), Diego Perotti y Federico Fazio, liquidó la historia. Ahora, la falta dentro del rectángulo mayor fue del colombiano Perea sobre Konko. Además, en ésa misma acción fue donde Luifa tuvo que ser sustituido. El brasileño sufrió un esguince en su tobillo izquierdo que según él, no le impedirá jugar la final de la Copa del Rey. Álvaro Negredo se hizo cargo de la pena máxima, engañó al joven De Gea y puso las cosas 3 a 1.

En el complemento poco pasó. El elenco Andaluz manejó a su antojo el partido, haciéndose dueño del esférico. El Atlético, que extrañó horrores a Forlán, nada pudo hacer. Sevilla ganó bien, 3 a 1. Esperemos que el 19 en Barcelona todo sea igual. Que Sevilla gane la Copa, y que el Aleti, si es que puede con el sorprendente Fulham, se arregle con la UEFA. Mientras tanto, el equipo de Antonio Álvarez sigue con vida en Europa.

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top