TODAVÍA HAY VIDA EN EUROPA


















SEVILLA 3 - 1 Atlético Madrid (Fecha 35)

En la antesala de la final de Copa del próximo 19 de mayo, Sevilla recibió en el Pizjuán al entonado Atlético de Madrid. La Liga hace rato que sólo tiene a dos protagonistas peleando en lo más alto, Barcelona y Real Madrid, pero aún así en la previa el choque se presentaba como apasionante, generando expectativa en el público. Los de Andalucía llegaban necesitados de victorias para seguir con chances de ingresar a la Champions de la temporada venidera, mientras que el Aleti después de lograr el pasaje a la final de la UEFA, se medía ante su rival en la definición en Camp Nou. Un cotejo ideal para ir palpándose de cara a lo que viene.

Y Sevilla consiguió lo que fue a buscar: los tres puntos. Una actuación sólida, que no fue festejada de la manera que se merecía, primero por las lesiones de Fernando Navarro y Luis Fabiano, y también por el triunfo de Mallorca frente al Bilbao, que lo relega nuevamente al quinto puesto. Los goles del éxito Sevillista los marcaron el mismo Luifa, y Álvaro Negredo en dos oportunidades, ambas desde el punto penal.

De entrada, al conjunto de Nervión se lo vio más enchufado e inmediatamente esa actitud la trasladó al marcador. A los 5 minutos de recién iniciado el juego, tras un tiro de esquina desde el sector izquierdo, el balón quedó abollando dentro del área menor a merced de Luis Fabiano que marcó la apertura. Igualmente, la primera alegría de la tarde iba a durar poco, ya que unos segundos más tarde, en una jugada de pelota parada, Tiago estampó parcialmente la paridad en el luminoso.

Pero a los 12, Sevilla iba a volver a ratificar su superioridad. Una escalada por la izquierda del imparable de Adriano, derivó en una dura infracción de Valera. Penal para los locales, y posterior conversión de Negredo para el 2-1 parcial.

Y a los 39, también del primer tiempo, el Sevilla que contó en sus filas con los argentinos Lautaro Acosta (foto), Diego Perotti y Federico Fazio, liquidó la historia. Ahora, la falta dentro del rectángulo mayor fue del colombiano Perea sobre Konko. Además, en ésa misma acción fue donde Luifa tuvo que ser sustituido. El brasileño sufrió un esguince en su tobillo izquierdo que según él, no le impedirá jugar la final de la Copa del Rey. Álvaro Negredo se hizo cargo de la pena máxima, engañó al joven De Gea y puso las cosas 3 a 1.

En el complemento poco pasó. El elenco Andaluz manejó a su antojo el partido, haciéndose dueño del esférico. El Atlético, que extrañó horrores a Forlán, nada pudo hacer. Sevilla ganó bien, 3 a 1. Esperemos que el 19 en Barcelona todo sea igual. Que Sevilla gane la Copa, y que el Aleti, si es que puede con el sorprendente Fulham, se arregle con la UEFA. Mientras tanto, el equipo de Antonio Álvarez sigue con vida en Europa.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top