LAS RAÍCES DEL CRACK QUE SUEÑA CON JUGAR EL MUNDIAL


















Hugo Perotti en el Boca del año 1981. A su lado, Maradona. De los mejores equipos de la rica historia Xeneize.

Diego Perotti ¿juega parecido a como lo hacía su padre Hugo Osmar? Seguramente no, porque sus puestos en la cancha no coinciden. Pero seguramente en lo que estamos de acuerdo es que los dos, en sus respectivos equipos, son referentes e ídolos de los hinchas. Quizás el
Monito heredó del Mono su personalidad, traslucida en carácter positivo. Con ésto quiero decir que el mayor de los Perotti en sus tiempos de futbolista, y Perotti Junior en la actualidad, se caracterizan por hablar con la pelota en los pies. Me refiero a esos jugadores que lastiman, pero con caños, gambetas y buenos goles.

Hugo, es uno de los máximos ídolos de mi padre Horacio. Claro, además de ser campeón de la Copa Libertadores con Boca, el Mono integró uno de los mejores equipos de la historia de la entidad azul y oro. El del Metropolitano de 1981 era un verdadero equipazo. Maradona, Brindisi, Gatti, Ruggeri, Escudero y el mencionado Perotti entre otros, daban cátedra en cada partido. Y justamente Hugo, fue el encargado de convertir el gol del campeonato, frente al escolta Ferro en el partido clave, a poco de finalizar el torneo. Allí se recibió de ídolo. Aquel delantero rápido y punzante, con ese recordadísimo gol, le posibilitó a Boca volver a ser campeón, además de ser ése título el único que Diego Armando Maradona ganó en el club de sus amores. Ya con eso, entró en la historia grande de Boca, a pesar de haber hecho muchos méritos más para estar entre los mejores.

El pase magistral de Diego, la estupenda definición del Mono. El estallido súblime de toda la gente de Boca. La Bombonera que latía más que nunca. Impactante.



Y por su parte Diego en poco tiempo se convirtió en un jóven-referente del actual Sevilla. Un carrilero de los buenos, fino e incisivo. Un revulsivo en el mediocampo Andaluz. Ya todos lo conocemos. Con su magia, el Monito se ganó la oportunidad de debutar en la Selección Argentina, paradójicamente conducida por el "socio" de su padre, Maradona. Esperemos que pueda llegar al Mundial. Con su nivel actual, lo merece. Éstos son los Perotti. Los que a través del tiempo han unido futbolísticamente a mi familia. Primero Hugo, haciendo deleitar a mi viejo. Ahora Diego, uno de los preferidos de quien escribe.

3 Comentarios:

Ravesen dijo...

Que bonito post

Yo también espero que Perotti juegue el Mundial. Sería señal de que ha seguido triunfando en el Sevilla.

Un saludo

BlancoyRojoesmicolor dijo...

que tal hermano, ¡grande Perotti,! este futbolista triunfará, agil, con regate, y rapido, curiosamente su debut con la absoluta argentina fué en España, con Perotti por banda izquierda y Jesus Navas por banda derecha, cada uno con su pais.

Nicolas tengo entendido que a Diego Perotti no le gusta que le llamén el Monito perotti.

Ojala fuera al mundial, es un jugador que personalmente me gusta mucho su futbol.

Saludos desde sevilla.

Nicolás Fernández dijo...

Jaja, realmente no sabía que le molestaba que lo llamen Monito. También se que le dicen Galgo, pero la intención del artículo fue relacionarlo estrechamente con el padre, y no que se enoje jaja.

Saludos!

Publicar un comentario

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top