PARA COMBATIR LA ABSTINENCIA

0 Comentarios
Basta de Mundial. Es momento de renovar ilusiones y de a poco volver a foguearnos con el fútbol de todos los dias. En España se viene una nueva temporada y con ello, caras nuevas. Los clásicos idas y vueltas del verano europeo. Algunos partieron, otros se sumaron al equipo. Todavía el mercado de pases no concluyó, pero con el correr de las horas la cosa va tomando color. Como ya hace algunos años, las pretensiones del Sevilla son importantes, ambiciosas. Es por eso que la intención es mantener gran parte de la base del plantel anterior, reforzar algunos puntos clave y más que nada, retener a algunas de las figuras que pueden dejar la entidad de Nervión.

Lo cierto es que Antonio Álvarez seguirá como entrenador. Luego habrá que ver si la dirigencia Sevillista puede retener en el club a dos emblemas como lo son Luis Fabiano y el reciente campeón del mundo Jesús Navas. Al goleador brasileño lo pretende Milan y Manchester United, mientras que al Duende de Los Palacios también lo quieren en Old Trafford, aunque ya hace un tiempo que lo buscan con intenciones más concretas del Real Madrid.

Los nuevos son pocos, y hasta desconocidos en el mundo fútbol. Habrá que confiar nuevamente en el presidente Del Nido, que ya ha dado muestras suficientes de su capacidad para comprar barato y bien. De los refuerzos, el que más nos suena es el tano Tiberio Guarente (foto), volante central aguerrido y de buen manejo, con aceptable panorama y por sobre todas las cosas, preciso a la hora de asistir. Surgió en el Hellas Verona, y viene del Atalanta. En el equipo de Bérgamo fue figura, jugó 96 partidos y marcó 3 goles. ¿Será el nuevo Maresca? El futuro se encargará de confirmarlo.

También llegó el senegalés Mouhamadou Dabo, proveniente del Saint Etienne de Francia. Éste, a comparación de Guarente, es un desconocido total, aunque su curriculum es auspicioso. Es lateral y juega por las dos bandas. En el equipo galo jugó 131 partidos y convirtió 2 goles. Polifuncional, para nada mal. Habrá que ver como rinde, en un equipo que prácticamente tiene la defensa armada (Konko, Squillaci, Escudé y Navarro -hasta que regrese Drago-).

Por último pegaron la vuelta al elenco Andaluz el uruguayo Chevantón, también de último paso por el Atalanta, y el marfileño Koné, que viene del Hannover 96 alemán.

Bajas como sucede habitualmente, hubo. Las más considerables fueron las del brasileño Adriano Correia, que después de varios años deja el Sevilla para ponerse la casaca del Barça, y Stankevicius quien seguirá su carrera en la Sampdoria de Italia.

Está claro que hasta el momento no es un mercado destacado como lo han sido otros, pero aún así los sondeos continúan. El Barcelona trajo nada más ni nada menos que al temible goleador David Villa, mientras que en la vereda de enfrente, el Madrid se hizo con los servicios del argentino Di Maria y la gran promesa Sergio Canales, del Racing de Santander. Valencia por su parte se quedó con el goleador del Getafe Roberto Soldado, aunque el talentoso Silva dijo adiós para sumarse al Manchester City de Tévez y el mencionado Guaje ya se puso la Blaugrana.

Así están las cosas. Todavía restan algunas semanas para el comienzo de la Liga, y más que nada para el 14 de agosto, día en el que Sevilla jugará el partido de ida de la Supercopa de España ante el Barcelona. El trámite va lento, aunque hay buenos futbolistas que interesan, entre ellos el paraguayo Cardozo del Benfica, el marcador central del Espanyol ex Argentinos Juniors Nicolás Pareja, el "10" del Everton inglés Arteta y el buen volante del Nápoli Cigarini. Cada vez falta menos. La abstinencia de fútbol está matando. Mientras tanto hablemos de fichajes. Algo es algo.

ESPAÑA EN LA CIMA DEL FÚTBOL MUNDIAL

5 Comentarios

Sí, quien sino España. Un equipo con identidad, que tiene bien en claro a que juega. Ése mismo que fue sumamente criticado después de caer en el primer partido ante Suiza, pero que jamás desesperó. Respetó una idea y caminó por una sola senda, la de intentar jugar a ras del piso, pasando la pelota siempre a un compañero. El A-B-C del fútbol, maniatado por varios, pero que afortunadamente sigue siendo fiel reflejo de algunos pocos. De aquellos que mantienen viva la esencia del fútbol. Porque con el triunfo de La Roja, sin dudas el que ganó fue el fútbol.

El equipo de Del Bosque le ganó a Holanda 1 a 0 en tiempo suplementario, y se quedó por primera vez en su historia con la Copa del Mundo. El camino hacia la gloria fue largo y sinuoso, aunque sin objeciones ante una superioridad colectiva e individual implacable.

La primera rueda le costó más de la cuenta a un equipo que a priori recibió el mote de máximo candidato junto a Brasil, y que con el correr de los partidos demostró que podía estar a la altura de las circunstancias. Fue de menor a mayor, con un pico máximo de nivel en la semis frente a Alemania en donde Xavi, Iniesta y compañía dieron cátedra. Una auténtica lección de fútbol ante los teutones, que despejó cualquier tipo de duda ratificando que el tiki-tiki también puede ganar títulos.

Se fue un nuevo Mundial y con el la consagración de una camada de jugadores memorable, sustentada en la cantera Blaugrana. Xavi e Iniesta fueron los directores de la orquesta, Xabi Alonso y Busquets otorgaron equilibrio desde el centro del campo, Puyol, Piqué y Casillas máxima seguridad en el fondo, David Villa fue la principal carta del gol, y Fábregas y el Sevillista Navas dos inmejorables refuerzos desde el banco. Así de simple, un equipo con una importante base armada hace años, que da la sensación de ser desfachatado, pero al mismo tiempo ordenado y cauteloso. Para nada intrascendente, esperando el momento justo para lastimar al rival.

Así jugó España, un justo campeón. El mejor de todos. El que aún sin brillar, por momentos nos cautivó. Un equipo con geniales individualidades pero, a diferencia de muchos, siempre girando en torno a lo primero, lo indispensable. El equipo por encima de todo y de todos. ¡Salud Campeón del Mundo!

CHAU MUNDIAL, CHAU ILUSIÓN

2 Comentarios
Listo, se terminó. Hasta acá llegamos. El 0-4 ante Alemania nos dejó sin palabras... y sin consuelo. En dos minutos se esfumaron millones de sueños, que añoraban un nuevo título del mundo. Todos pensábamos que a pesar de los duros escollos que se presentaron en las Eliminatorias, íbamos a llegar al último día. Pero en el medio del camino hacia la gloria hubo un fantasma teutón, que derrumbó cualquier posibilidad de besar la copa por tercera vez.

Argentina a lo largo de éste mundial, decididamente jugó a respetar su historia. O al menos lo intentó. Jugó a atacar, a lastimar. En cada uno de los partidos quiso defender la historia criolla, la del juego ofensivo, la de mirar siempre el arco de enfrente. Usó la bandera como escudo y se ganó el cariño de toda la gente. Aunque jamás contamos que enfrente había un rival que, en contrapartida, decidió darle una vuelta de tuerca a su estilo. Porque Alemania juega muy bien, y nos ganó con absoluta justicia. Ya no es el duro, férreo y apático equipo de mundiales anteriores excepto contadas excepciones. Hoy Alemania alegra la vista, más allá del resultado final. Primero aplastó a Inglaterra y ahora nos hundió a nosotros. Nos hizo a través de un durísimo cachetazo aceptar una realidad que no queríamos ver. La que dice que en el mundo fútbol, ya no somos la gran potencia que fuimos alguna vez.

¿El gol tempranero de Müller fue vital para el desarrollo posterior? Sí, seguramente. Pero jamás reaccionamos. Se intentó, se buscó por todos los medios posibles, en una tarde futbolísticamente olvidable. Y Alemania estuvo lúcido, iluminado ante el grisaseo nivel argentino. Messi solo, sin ayuda, y Klose abastecido y determinante. El que más sabe sin compañía, Verón en el banco y Riquelme a miles de kilómetros. Así, todo fue mucho más cuesta arriba, porque no hubo en el partido clave uno que saliera del molde. Aunque así y todo Argentina fue, siempre intentó. Por eso, no hay reproches.

Éste golpe al corazón debe servir, en vistas a la Copa América del año que viene. El curso de la historia debe cambiar. Desde el '90 que no llegamos a una instancia decisiva. Ya es tiempo de girar el timón o decididamente defender una idea. Si Maradona se tiene que quedar, que se quede. Pero que esté mejor rodeado. No hay que sentirse victoriosos antes de tiempo, y mucho menos festejar derrotas ajenas. Más alla de cualquier dibujo táctico, si los argentinos nos diéramos un baño de humildad, algún día podremos volver a ser campeones del mundo. Al menos ése es el primer paso para cumplir grandes objetivos. Chau ilusión. Para nosotros, el Mundial ya se terminó.

¡ARRIBA SUDAMERICA!

0 Comentarios

Cuatro en Cuartos. Sí, 4 son los equipos representantes de la Confederación Sudamericana de Fútbol que están entre los 8 mejores de la Copa del Mundo. A Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay, se le suman 3 europeos, Alemania, Holanda y España, y un africano, Ghana. ¿Casualidad? No, causalidad sería la palabra justa. Causalidad y consecuencia de un esfuerzo memorable. De superar la compleja y agotadora instancia de las Eliminatorias, las más difíciles de todas, y luego demostrar en la cancha que la premisa es incuestionable. Que Sudamérica, también existe.

Claro, Maradona tenía razón cuando declaró en una de sus conferencias en Sudáfrica que en primera medida, las grandes actuaciones de los seleccionados de esta parte del charco se debían a la exigencia de las Eliminatorias. Porque acá, como dijo irónicamente Diego, no jugamos contra "Islas Feroe", sino con varios equipos de renombre internacional, con algunos partidos en la altura incluidos. Acá nadie te regala el pasaje al Mundial. Es más caro de lo que realmente cuesta en términos monetarios. Imposible encontrar un ejemplo más notorio que el de Bolivia, quizás la peor selección sudamericana del momento, que en el último torneo en La Paz le ganó a Argentina (apabullante 6-1) y a Brasil, respectivamente.

Pero después de pasar la que es llamada "primera fase del Mundial", había que sacar a relucir los laureles. Porque los pingos se muestran en la cancha. Y si bien todavía queda mucho camino por recorrer, los conjuntos de Sudamérica no fallaron en tierras africanas. Todos, incluido el Chile de Bielsa, pasaron de ronda. Los 5, solo cayendo los trasandinos en un partido, frente al candidato España. Una muestra más del poderío de nuestros equipos, que nutren con sus jugadores a las ligas más importantes del mundo.

  • Uruguay, cuando no, le sacó el máximo de rédito a su ancho de espadas: el ataque. Primero Forlán le dio el triunfo ante Sudáfrica, y luego el que se destapó fue Suárez que frenó a México para clasificar a la Celeste primera en su grupo, y más tarde se vistió de héroe en el duelo de octavos ante Corea, marcando los dos goles del éxito Charrúa. Ahora es el turno de Ghana, y el anhelo de llegar a las semis después de mucho tiempo está muy cerca, a la vuelta de la esquina. El aguerrido equipo de Tabárez, tiene la gloria casi en sus manos.

  • Argentina, por su parte, después de sufrir de lo lindo para lograr la clasificación, pasó la fase de grupos sin despeinarse a partir de una delantera temible, encabezada por Gonzalo Higuaín. El goleador del Real Madrid no pudo marcar en el debut ante Nigeria, pero apareció en todo su esplendor con un hattrick frente a Corea del Sur. A pesar que en ciertos momentos el conjunto de Maradona tuvo algunos desacoples defensivos, su demoledor ataque le posibilitó ser uno de los equipos más vistosos de la Copa del Mundo. Pipita viene rindiendo en gran forma, Tévez se sumó en el choque de octavos contra México anotándose en la tabla de artilleros con un doblete, y ahora, es el turno de Messi. ¿Será frente a Alemania el partido en el que Messi se amigue con la red? Ese es el interrogante que no deja dormir a más de uno (seguramente incluido a Lío mismo).

  • Brasil, siempre es Brasil. Con los verdeamarelos parece que el análisis es el más simple. Porque históricamente van de menor a mayor y nunca hay dudas sobre si Brasil va a acceder a las instancias definitorias. Es un número puesto. Aunque quedó en evidencia que en el juego, esta versión del Scratch es diferente a otras. Su fuerte es la defensa y a partir de la última línea despliega su potencial, que culmina con un tridente ofensivo que asusta: Luis Fabiano, Robinho y Kaká. El punto negativo es que no tiene el recambio en el banco acorde a lo que representa Brasil, pero por ahora, este aspecto no ha influido en el rendimiento del equipo de Dunga. Pasó sin sobresaltos la primera ronda, y apabulló 3-0 a Chile, el primer Sudamericano que armó las valijas.

  • Paraguay, quizás el que la tiene más complicada. Porque si bien quedó primero en su grupo, en el que por ejemplo quedó afuera de la discusión Italia, el nivel mostrado no fue el que se esperaba. Al menos en las Eliminatorias se presentó como un equipo más agresivo y de cuidado. Sus delanteros todavía no marcaron y con Japón su apatía para atacar defraudó, aunque eso no impidió que el conjunto de Martino haga historia y se meta por primera vez en la historia Guaraní en los cuartos de final. Ahora se viene España, con todo lo que ello implica.

Sudamérica sigue de pie en la Copa del Mundo. Nuestros representantes están cumpliendo una fenomenal presentación en Sudáfrica. Mañana arrancan los cuartos de final, instancia en la que algunos pueden quedar en el camino. Aunque en cierto sentido, los nuestros ya cumplieron. Se demostró que acá nadie te regala nada, que al Mundial no se va gratis. Quedó claro que Sudamérica existe. Y para variar, continúa haciendo historia.

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top