UN CAPÍTULO MÁS DE ESTA "LOCA" PELÍCULA

3 Comentarios

















Palermo, el Goleador del Pueblo

Palermo, siempre Palermo. Una vez más el "Loco" lo volvió a hacer. Como en aquella lluviosa noche de octubre en el Monumental ante Perú, y como tantas otras con la camiseta de Boca. Un futbolista que nunca deja de sorprender a propios y extraños. Tantas cosas le han pasado en su carrera deportiva, que cualquier persona común y corriente se pregunta una y mil veces, si éste señor está tocado por la varita mágica. Parece un pensamiento de un pibe de 5 años, pero queseyo, aún así lo pienso.

¿Porqué siempre él? ¿Porqué siempre Palermo está en el lugar y en el momento indicado? Realmente la carrera del Loco se merece una mención muy especial, y después de lo acontecido esta tarde, el goleador xeneize nos volvió a dejar sin palabras. A algunos les cerró la boca por enésima vez, y a otros tantos nuevamente nos dejó totalmente afónicos. Que grito interminable Dios mío. Gracias Palermo por permitir agregarle un capítulo más a tu película. A tu "loca" película.

  • Capítulo 1: Junio de 1995. Palermo no fue tenido en cuenta en Estudiantes y estuvo a punto de ser transferido a San Martín de Tucumán por 20 mil pesos. Entrenó con el equipo y hasta los diarios tucumanos lo pusieron en la formación titular en el debut, pero a último momento no hubo acuerdo entre los clubes y regresó a La Plata. ¿Qué hubiera pasado si Palermo jugaba en Tucumán el Nacional B? Nunca se sabrá.

  • Capítulo 2: En 1996 tras recibir la confianza del Profe Córdoba, el Loco la rompe en Estudiantes. Entre otros goles, el 2 de mayo del '97 le hace dos a River en el Monumental y despierta el interés de Boca.

  • Capítulo 3: Ya en el elenco de la Ribera, en el día del retiro de Diego Armando Maradona, el 25 de octubre de 1997, Palermo, quien hasta ese momento era resistido por la hinchada Xeneize, convierte bajo una lluvia torrencial el gol de la victoria frente a River en el Superclásico.

  • Capítulo 4: El torneo Apertura de 1998 se convierte en el mejor de su carrera. El Boca de Carlos Bianchi es campeón invicto y Palermo grita 20 goles en 19 partidos jugados. Récord absoluto desde que en la Argentina se disputan los campeonatos cortos.

  • Capítulo 5: El Clausura '99 consagraría a Boca bicampeón. En la fecha 9 de dicho certamen, el 24 de abril, Palermo marcaría un gol insólito. Frente a Platense en cancha de Vélez, el "9" anotó un gol de penal tras pegarle con las dos piernas, después de un resbalón.

  • Capítulo 6: Primera página negra en su carrera. Con la Selección Argentina, el 4 de julio de 1999, en Luque (Paraguay) por la Copa América y ante Colombia, el Loco erra tres penales. Pocos días después del triste récord, el "9" le hace un gol a Uruguay sin la completa visión de uno de sus ojos (debido a un terrible codazo recibido minutos antes).

  • Capítulo 7: El 13 de noviembre de 1999 fue un día agridulce en la vida del Titán. En Santa Fe ante Colón, Palermo marca su gol 100 en Primera División con una rotura de ligamentos en la rodilla derecha a cuestas. Duro golpe en su trayectoria y seis meses de recuperación.

  • Capítulo 8: Regresa a las canchas el 24 de mayo de 2000, frente a River por los cuartos de final de la Copa Libertadores. En la semana previa al choque, el por entonces entrenador Millonario Américo Rubén Gallego declaró ante los medios en tono de broma que "si Boca pone a Palermo, yo lo pongo a Enzo (Francescoli, quien se retiró en 1997)". Ingresa por Alfredo Moreno en el segundo tiempo y marca, prácticamente en muletas, el tercer gol de Boca. Victoria y pasaje a la semifinal. Inolvidable.

  • Capítulo 9: Uno de los momentos más importantes de la vida deportiva de Palermo y de la historia de Boca Juniors. 28 de noviembre de 2000. En cinco minutos el goleador le marca dos tantos al Real Madrid por la final de la Copa Intercontinental. Boca ganó 2 a 1 y se consagró campeón del mundo por segunda vez.

  • Capítulo 10: 29 de noviembre de 2001. Ya en España jugando para el Villarreal, cuando pasaba su mejor momento y tras un gol al Levante por la Copa del Rey, festejando con los hinchas se derriba un muro y se fractura la tibia y peroné del pie derecho. Segunda considerable lesión en su carrera.

  • Capítulo 11: Después de pasar por el Betis y el Alavés retorna a Boca, gana seis títulos y encuentra un buen nivel futbolísitco. Igualmente, en este lapso recibe una de las peores noticias de su vida. Fallece su segundo hijo, Stéfano. El 6 de agosto de 2006 Palermo le pide jugar a Alfio Basile y le convierte dos goles a Banfield. Con la fuerza del corazón Titán...

  • Capítulo 12: El 13 de diciembre de 2006 Martín y todo Boca pierden una posibilidad histórica, la del tricampeonato. La final del Apertura la gana Estudiantes 2 a 1. Palermo hace el gol Xeneize, lo que provoca una fuerte discusión con su amigo, Juan Sebastián Verón.

  • Capítulo 13: ¡Que golazo Palermo! El 24 de febrero de 2007, cuando la prensa lo criticaba por un supuesto "bajo nivel", el Loco mete un gol de otro planeta. Desde la mitad de la cancha Palermo le convierte a Independiente el que puede ser considerado el mejor gol de su carrera, en el estadio de Racing y ante la mirada atónita del arquero Ustari. Memorable.

  • Capítulo 14: El 10 de marzo de ése año el Optimista del gol (tal como lo definió Bianchi), se toma revancha de los insultos sufridos en la final con Estudiantes y le convierte tres goles al Pincha. Una semana más tarde le hace cuatro a Gimnasia, y seis meses después, otros cuatro a Banfield.

  • Capítulo 15: También en 2007, el conjunto de la Ribera se coronó por sexta vez en su historia como campeón de América. En las semis de la Libertadores ante el Cúcuta colombiano, el Xeneize en la ida cayó 3 a 1. El partido de vuelta, jugado el 7 de junio, sería exótico por donde se lo mire. Una imponente niebla dificultó la visión tanto de los protagonistas como de los espectadores. Boca necesitaba al menos ganar 2 a 0 para llegar a la final. Quien sino Palermo para marcar el segundo tanto, que en la cancha no se vio, y que por televisión si no fuera por una cámara de piso que se encontraba a pocos metros del arco tampoco hubiera sido posible de observar. Claro, el Loco hace goles en cualquier momento y condición climática. Boca finalmente ganó 3 a 0 y se quedó con la Copa tras derrotar en la final a Gremio.

  • Capítulo 16: El 26 de enero de 2008, en pleno verano Boca enfrentó a River en Mar del Plata. El conjunto azul y oro derrotó al rival de siempre 2 a 0, y el último de los goles lo marcó Palermo colgado del travesaño. Si, leyó bien, trepado del horizontal.

  • Capítulo 17: Siguiendo en 2008, Martín realiza una gran Copa Libertadores en la que convierte 7 goles, aunque Boca queda eliminado en semifinales. Al poco tiempo, Boca gana la Recopa Sudamericana ante Arsenal con un gol suyo en el partido de ida, pero el 24 de agosto, cuando Palermo estaba en los planes de Basile para retornar después de mucho tiempo a la Selección Argentina, se vuelve a romper los ligamentos en un partido contra Lanús. Muchos dudaban si Martín iba a poder sortear una vez más éste durísimo escollo.

  • Capítulo 18: Pero Palermo siempre puede, siempre vuelve. En 2009, regresa el 25 de septiembre ante Newell's en La Bombonera y es el goleador de un flojo Boca dirigido por Carlos Ischia. Si bien su equipo no anduvo bien, el "9" de a poco fue recuperando el gran nivel que mostró antes de sufrir su última lesión. Además, el 30 de abril el Titán anota su gol 200 con la camiseta azul y oro, frente al Deportivo Táchira de Venezuela ¡y de tijera!. Un rompe-redes de aquellos...

  • Capítulo 19: El 4 de octubre el Loco ingresa en el Récord Guiness. Ante Vélez, Palermo hace un gol de cabeza desde 39 metros. Cuatro días antes, en Córdoba, había vuelto a ponerse la camiseta de la Selección Argentina marcando los dos tantos de la victoria nacional frente a Ghana, lo que le posibiltó ser convocado por Maradona para el choque decisivo ante Perú por las Eliminatorias para el Mundial 2010.

  • Capítulo 20: Palermo siempre nos sorprende con algo nuevo. Su carrera tenía más cuerda. Cuando el está adentro de una cancha de fútbol (más precisamente dentro de un área), cualquier cosa puede pasar. 10 de octubre de 2009. Eliminatorias para Sudáfrica 2010. Perú le empata a Argentina en el minuto 45 del complemento. Dos minutos más tarde y ante un diluvio, Palermo con el tabique roto y después de una serie de rebotes marca el gol del triunfo. Único, inigualable. Para quedar a un paso del Mundial.

  • Capítulo 21: 12 de abril de 2010. Día imborrable en la vida de este luchador de la vida. Ante Arsenal en la Bombonera Martín Palermo marcó su gol número 218 que le permitió superar la marca de Roberto Cherro, para consagrarse como el máximo artillero de la historia de Boca. Y fiel a su estilo, en ése partido no solo marcó el 218 sino que también hizo el 219. Porque Palermo nunca se conforma. Es un goleador insaciable.

  • Capítulo 22: ¿Será el último? No creo. Palermo siempre tiene un as en la manga. Jamás hay que confiarse del Titán ni darlo por muerto. Hoy, 22 de junio de 2010, por la tercera programación del Mundial de Sudáfrica 2010, frente a Grecia Martín ingresó al campo a poco más de 10 minutos para el cierre. Ese escaso tiempo le bastó para anotarse en la historia de la Copa del Mundo, convirtiendo el segundo gol de la victoria Argentina.

Palermo es así, no hay otro igual. El tipo jamás se rinde, ni se rendirá. Por eso es un ejemplo a seguir. Ejemplo de esfuerzo, de nunca darse por vencido ni aún vencido. Como dijo Víctor Hugo Morales en aquel famoso relato ante Perú "ayudado" por la Negra Mercedes Sosa: "Tantas veces me mataron, tantas veces me morí, y aquí estoy resucitando". Palermo a lo largo de su carrera incansablemente resurgió de sus propias cenizas. Porque el Loco es Argentina, el Titán es el Pueblo. Porque Martín Palermo es el Goleador del Pueblo señores. Y va por muchos capítulos más.

CON LUIFA SIEMPRE ES MÁS FÁCIL

0 Comentarios

















Brasil sigue firme en el Grupo "G". De la mano del gran O' Fabuloso, Brasil sigue su sólido trayecto por la senda de las victorias en la Copa del Mundo de Sudáfrica. El conjunto de Dunga venció sin atenuantes a Costa de Marfil por 3 a 1 con dos goles del artillero Sevillista, uno en cada tiempo. Por el lado del perdedor, un tímido elenco africano que respetó en demasía al seleccionado Verde Amarelo, se alinearon Zokora y Romaric.

Y sí, cuando Luis Fabiano está iluminado, el trámite para el rival pinta difícil. El "9" cumplió con una notable presentación y fue una de las principales figuras de un equipo que con el correr de los partidos se va fortificando. Si bien ante Costa de Marfil Robinho no rindió en todo su esplendor, aparecieron en acción Luifa y Kaká, quienes en el debut frente a Corea del Norte no se habían destacado en comparación al delantero del Santos.

El primer gol, en el inicio mismo del juego, mostró a Luis Fabiano cara a cara con el arquero Barry después de una gran combinación entre el centrodelantero y Kaká. O' Fabuloso, sin ponerse nervioso, la clavó fuerte y arriba, estampando la apertura en el marcador. Luego, en el amanecer del complemento y después de una notable jugada individual que incluyó dos sombreros dentro del área, Luis Fabiano acomodó la pelota con el brazo derecho para luego colocarla de zurda al primer palo. Si no fuera por ésta infracción que el árbitro no apreció, estaríamos en presencia del mejor gol del Mundial hasta lo que se lleva disputado.

Un rato más tarde, al minuto 16, una notable asistencia de Kaká dejó en inmejorable posición a Elano que sentenció la historia, mientras que en cercanías al epílogo Drogba le dio cifras definitivas al encuentro, descontando para Los Elefantes y cerrando el partido 3-1 en favor del Scratch. Igualmente, no fueron todas buenas para los de Dunga, que cerraron el juego con dos episodios lamentables. Primero, la salida por lesión de Elano y luego la expulsión de Kaká tras un hecho confuso con Keita.

Así ganó Brasil, que sigue a paso firme al igual que sus colegas Sudamericanos. No gusta como en otros tiempos, pero Brasil siempre es Brasil y hay que respetarlo. De ésta forma entonces, las victorias más resonantes que hasta el momento ha dejado la segunda programación del Mundial fueron los éxitos conseguidos por los representativos de ésta parte del planisferio, comenzando con la victoria uruguaya ante el local Sudáfrica, siguiendo con el triunfo de Argentina 4 a 1 sobre Corea del Sur, y concluyendo con los éxitos domingueros del mencionado Brasil y también de Paraguay, que doblegó en primer turno a Eslovaquia. Resta saber si Chile podrá mantener el invicto cuando enfrente en unas horas a Suiza, el verdugo de España. Siga así Sudamerica. Siga demostrándole al mundo que de éste lado del charco al fútbol se juega con el corazón. Y bien.

DISFRUTEMOS MÁS, JUGUEMOS MEJOR

1 Comentarios
Basta de amarretear. Juguemos al fútbol con alegría, o al menos intentemos hacerlo.
Está claro que para ganar campeonatos no alcanza solo con derrochar firulete y tocar la pelotita insulsamente, pero a la cuota de personalidad agreguemosle una dosis de frescura, de atrevimiento. Por el bien del fútbol, del público y del espectáculo en sí mismo.

Hay que jugar a ganar, y no constantemente jugar a cortar el juego del contrario para ver si en una de esas de prepo se rescata algún punto. Quizás es una característica apática del fútbol de hoy que no queremos reconocer y hasta nos da vergüenza ajena hacerlo, pero que mejor que darle la espalda a lo aburrido, para no caer en lo previsible. Bien por los desfachatados de Verón, Messi, Iniesta, Robinho, Navas, Sánchez y lamentablemente no muchos más. Esos que ganando o perdiendo buscan el juego atractivo, vistoso y no por eso menos contundente y eficaz que el grisaseo denominador común que observamos cotidianamente.

Es incomprensible que España halla caído ante Suiza. Sí, incomprensible. A veces, y ya ha quedado demostrado en reiteradas ocasiones, el fútbol no va de la mano con la razón. Aunque ello no quita que a los amantes del buen fútbol les invada la impotencia al tener que aceptar a mala gana que un equipo que se sabe superior, que propone más y que intenta hasta el hartazgo vencer el arco contrario, cae de la manera más insulsa ante un rival que juega "a la nada". ¿Suiza es más que España? La respuesta está demás, pero para algún poco habitúe del fútbol, la misma es NO.

Y Suiza no es el culpable. Ésta idea de juego ya está canalizada en la mayoría hace rato. El miedo a perder puede más que el deseo de ganar. Costa de Marfil y Portugal fueron un fiel reflejo de éste concepto, al igual que Francia y Uruguay en la primera fecha del Grupo "A", por sólo citar algunos ejemplos.

Apoyemos a los equipos que arriesgan, que hacen que el fútbol no pierda su verdadera esencia: la de disfrutar dentro de una cancha y al mismo tiempo, divertir a los de afuera. ¿Es un fiasco el Mundial como muchos dicen? Nose, el Mundial sigue siendo atractivo por donde se lo mire. Sí no alcanza con lo que los jugadores nos brindan, el contexto lo hace apasionante y aún así carente de talento, inigualable. La ilusión de alegrarnos la vista quedará entonces para la segunda ronda, en donde se presume que arranca el "verdadero Mundial".

Arriba España, arriba Argentina y arriba Alemania (sí, Alemania), que parece dejar a un lado la clásica garra teutona para dar paso al fútbol que le gusta a la gente, el fútbol "jugado como la gente", que lo va a hacer entrar en la verdadera historia de oro de éste deporte. Hungría lo opacó en 1954, y la Holanda de Cruyff hizo lo propio en el '74, a pesar de que en ambas ocasiones los germanos se quedaron con la copa. Ahora Alemania, en gran medida por lo hecho en el último año y fortificado después del lapidario 4-0 a Australia, pretende ser la "Alemania mecánica". Bienvenido sea.

Y usted querida Argentina, dele para adelante nomás. Con más orden en la defensa sería lo ideal, pero con la misma ambición ofensiva. Ganó solo 1-0 ante Nigeria porque tuvo la pólvora mojada, y porque el rival fue uno más de los que "juegan a suprimir al contrario". Sí señor, el equipo de Diego va por el buen camino. A seguir así. Por el bien de la historia del fútbol nacional, y por reivindicar a éste herido pero siempre hermoso deporte. ¡Viva el fútbol!


‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top