DEFINITIVAMENTE, EL BOLETO SE SACÓ EN LA IDA

1 Comentarios
















SEVILLA 0 - 1 Deportivo (Cuartos de Final)

El estadio Ramón Sánchez Pizjuán sigue siendo un escollo difícil de vencer para Sevilla en lo que va de la temporada. Nuevamente el elenco de Manolo Jiménez volvió a tropezar en su reducto, aunque gracias al resultado obtenido en la ida sigue en carrera en la Copa del Rey.

El conjunto Andaluz cayó por 1 a 0 ante el Deportivo La Coruña, y lejos de convencer en lo futbolístico, lo más positivo que dejó la presentación Sevillista fue la vuelta definitiva a las canchas de los atacantes titulares, Luís Fabiano y Kanouté. O' Fabuloso arrancó desde el inicio, mientras que el africano ingresó unos minutos sobre el final, reemplazando justamente al artillero brasileño.

Del juego en sí, poco se puede decir. La serie estaba prácticamente sentenciada tras el abultado resultado conseguido en Riazor. Por eso, sólo alcanzaba con mantenerse bien parado en defensa, para que el partido se convirtiera en un auténtico trámite.

Sevilla intentó en ataque, es cierto, pero no era la noche. Una vez más el clima no acompañó, y el rendimiento colectivo tampoco. El siempre complicado Depor aprovechó un error de Adriano casi en el cierre de la primera mitad, y tras tres toques dentro del área, Bodipo convirtió en único gol del cotejo. Descuento que generó un poco de susto, pero hasta ahí nomas. Porque en el complemento Sevilla casi no pasó sobresaltos en la última línea y la visita no encontró vías para lastimarlo.

Fue derrota nuevamente como local y pasaje a las semifinales. Nuevamente un traspié se festeja gracias a lo conseguido en condición de huésped. Que no se haga costumbre. El Pizjuán debe volver a ser una fortaleza.

SÓLO TRES PUNTOS (Y NO ES POCO)

0 Comentarios
















SEVILLA 1 - 0 Almería (Fecha 19)

Lo más importante que dejó el partido fue eso, los tres puntos. El rendimiento del Sevilla no fue el más lúcido y vistoso, pero había que ganar. Sea como sea. La premisa era meterle presión a los rivales que por ahora dejan sin Champions a los dirigidos por Manolo Jiménez. Y después de cuatro derrotas al hilo, finalmente se pudo cantar victoria. Con gol de Negredo Sevilla derrotó en el Sánchez Pizjuán al Almería por 1 a 0, y se coloca, al menos por unas horas, en la cuarta colocación de la tabla.

Enfrente un rival duro, corredor, asfixiante, que si bien contó con algunas chances de gol, en contrapartida no mostró variantes técnicas para desequilibrar (al menos en éste partido porque jugadores de buen pie tiene). Sevilla tuvo que luchar contra la muralla defensiva del conjunto visitante y ante uno de los llamativos fantasmas de la presente temporada: el mismo Sánchez Pizjuán.

Paradoja del destino que el campo de juego Sevillista le dio una mano al equipo de Nervión para conseguir el único gol de la tarde Andaluz. El reducto rojo y blanco le propinó al equipo el empujoncito que necesitaba para llevarse la victoria, porque ya ni el estadio mismo iba a tolerar perder más puntos como local. Bien temprano, para sacar presiones, a los 9 minutos Acasiete quiso jugar con su arquero Diego Alves. Hasta allí nada de otro mundo. Pero lo que jamás se imaginó el central es que en el camino, debido al mal estado del campo por lluvia, la pelota se iba a quedar muerta. Renato anticipó y se la sirvió en bandeja a Álvaro Negredo que sólo tuvo que empujarla hacia el fondo del arco. Un gol atípico, de esos que no se ven seguido. Pero lógicamente, un gol que como cualquier otro vale uno.

Y muchísimo valor tendría a la postre esa jugada desafortunada de la última línea visitante, ya que con ese solitario tanto Sevilla volvió a la victoria en Liga después de cuatro traspiés consecutivos, ganando además en su casa tras cinco partidos contando Copa y Liga.

Juego pobre, mal clima, pocas emociones, un solo gol. Bendito sea ése gol, que tapa todo lo demás. Porque frente a Almería solamente importaba una cosa: GANAR.

SEÑORES, EL MEJOR SEVILLA HA RESURGIDO

2 Comentarios

















Deportivo 0 - 3 SEVILLA (Cuartos de Final)

Y sí, tenía que ser éste el partido. Éste era el partido ideal para que Sevilla demostrase que la seguidilla de malos resultados en la Liga, coronado con la abultada derrota hace unos días en Camp Nou, no iba a apartar de ninguna manera al elenco de Nervión de la posibilidad de alzarse con un título en éste semestre. Sevilla se jugó ayer, las cartas más importantes en lo que va de la temporada. Porque más allá de enfrentar a un rival de cuidado como el Deportivo La Coruña, Sevilla tenía la obligación moral de vencer a uno de sus principales rivales de las últimas semanas: el mismo Sevilla.

El conjunto de Manolo Jiménez debía acabar con la irregularidad, esa misma que lo hizo protagonista y serio candidato a llevarse todo en un comienzo, y que luego lo sumergió en un mar de dudas. Y esa batalla interna, afortunadamente la ganó. Los de Andalucía derrotaron 3 a 0 al Depor en Riazor y acarician la semifinal de la Copa del Rey. Sí, 3-0 en Riazor.

¿Qué variantes hubo para semejante resurgimiento? Quizás la más destacada fue el cambio de actitud. De un timorato equipo que salió a jugarle al Barcelona casi sabiéndose perdedor, a once jugadores ganadores, sedientos de revancha, con el arco rival entre ceja y ceja.

Así jugó Sevilla. Y tuvo su recompensa. Porque teniendo la pelota y tratando de herir al rival permanentemente, sin refugiarse atrás ante cualquier suposición, seguramente traerá bajo el brazo éxitos más que traspiés. Para Sevilla, era la final del mundo. Era uno de los últimos trenes que pasaban en la temporada y no se podía dar el lujo de perder otro boleto hacía la gloria.

Negredo a los 27 minutos de la primera mitad tras una excelente habilitación de Jesús Navas, Renato a los 22 del segundo tiempo después de un gran desborde de Perotti, y el mismo Navas a 20 del final luego de una escalada por el sector derecho de Negredo, marcaron los goles de ésta gran victoria, que podría haber sido más abultada y que se transforma en una de las más importantes de los últimos tiempos. Trunfo vital debido a que vale más que un simple partido ganado. Porque reitero, ÉSTE era el partido para resurgir. El que podía cambiar el panorama, o en caso contrario, empeorarlo.

¿La eliminatoria está definida? Seguramente no, porque quedan 90 minutos para asegurar el pasaje a las semifinales, y el Depor sigue siendo de esos rivales que cuando te confiás, la pasas mal. Pero al mismo tiempo existe una certeza incuestionable. Porque si el equipo mantiene una mentalidad y agresividad en el juego similares a las de ayer, las copas y los elogios estarán al caer.

PARA SEVILLA Y EL MUNDO ENTERO: JUAN ROMÁN RIQUELME

0 Comentarios














RIQUELME, el Romántico del Fútbol

Porque sos la debilidad futbolística de quien es escribe. Porque junto a Zidane son los dos jugadores más desequilibrantes que ví en mi vida. Porque sos el alma de Boca. Porque espero cada domingo para verte jugar. Porque sos nuestro ídolo, el que nos dio mil alegrías. Porque le pegas a la pelota como ninguno. Porque sos el último gran enganche que nos queda. Porque tu fútbol no va a morir jamás. Gracias Román por tanto fútbol. Gracias por hacer que cada gol tuyo signifique una interminable afonía en mi garganta. Tus goles son los que más disfruto al gritar. Porque son mágicos, únicos.

Con los humildes relatos de Nicolás Fernández, los mejores 10 goles del "10" con la camiseta de Boca. Para todo el pueblo Sevillista y el mundo entero, Juan Román Riquelme.


PARA LA PREVIA DEL DEPOR, MEJOR RECORDAR ÉSTA GOLEADA

1 Comentarios















Grandes Triunfos: SEVILLA 3 - 0 Barcelona (25/08/2006)

Para matar las penas por la dura derrota sufrida ayer, que mejor que como antesala al gran partido que se viene por Copa, y aprovechando la seguidilla de choques Sevilla-Barça que hemos vivido por estos días, recordar un gran encuentro que escribió una página dorada en la historia de la institución. En ésta circunstancia vital para el futuro del Sevilla en la temporada, lo mejor es mirar hacia adelante de manera positiva y encarar lo que viene con una sonrisa. Seguramente el repaso del 25 de agosto de 2006 nos permitirá pensar que la gloria todavía es posible, y que la mística ganadora no se fue de Nervión.

En el encuentro que hacemos mención, Sevilla, por ése entonces campeón de la Copa UEFA, enfretaba al Barcelona, ganador de la Champions League en Mónaco, en marco de la Supercopa de Europa.

El conjunto catalán, dirigido en aquel momento por
Frank Rijkaard, contaba con jugadores como Samuel Eto'o, Lionel Messi y Ronaldinho, y era por supuesto, uno de los más temidos del planeta fútbol (similar a los tiempos que corren). Pero el elenco de Juande Ramos no se iba a achicar ni mucho menos ante la difícil parada. Fiel a su estilo, salió a ganar el partido desde el minuto cero, sin importar que nombres tuviera enfrente. Y lo pasó por arriba.


En la primera parte Renato a los 7 anotó la tempranera apertura, y Kanouté estiró la ventaja ya en tiempo cumplido. Sin dudas el segundo tanto Sevillista fue clave para el posterior desarrollo, debido a que representó un verdadero baldazo de agua fría para las aspiraciones del Barça, que se iba al descanso con una diferencia en contra considerable.

Por eso, los catalanes en el complemento salieron con la intención de descontar lo más rápido posible. Pero sería inútil. Javi Navarro y Palop tuvieron una actuación descollante, y en ataque Sevilla hasta se dio el lujo de perdonar y hacer que la brecha sea menos abultada. Tras una genial jugada de Puerta por el costado izquierdo, Puyol a 60 segundos del epílogo lo derribó adentro del área cometiendole penal. La pena máxima la transformaría en gol Vincenzo Maresca. 3-0. Sí, un 3-0 en una final no es cosa de todos los días, y menos contra el Barcelona. Pero ese Sevilla podía con todo. Contra cualquier barrera, por más impasable que pueda presentarse.

Nuevamente los dejo con mis relatos. Espero que les agrade, a pesar de tener el asento diferente al que acostumbran. Y más que nunca... ¡Arriba Sevilla!

Formación SEVILLA FC:
Palop; Daniel Alves, Javi Navarro, Escudé, David; Jesús Navas (Maresca, 75'), Poulsen, Renato, Adriano (Puerta 81'); Kanouté y Luis Fabiano (Martí, 46').

Formación FC Barcelona: Víctor Valdés; Belleti, Puyol, Rafa Márquez, Sylvinho (Giuly, '72); Xavi (Iniesta, 57'), Thiago Motta (Gudjohnsen, 57'), Deco; Messi, Eto'o y Ronaldinho.

Estadio:
Stade Louis II (Mónaco).

Goles:
1-0: Min. 7, Renato. 2-0: Min. 45, Kanouté. 3-0: Min. 89, Maresca (de penal).

SE VENGARON. Y DE QUÉ MANERA...

0 Comentarios













Barcelona 4 - 0 SEVILLA (Fecha 18)

Sevilla la pasó mal en su segunda visita del mes al Camp Nou. En la anterior oportunidad, los de Manolo Jiménez se llevaron un triunfo ante Barcelona que les permitió seguir en carrera en la Copa del Rey, pero hoy la cosa fue muy distinta. 4 a 0 fue la victoria del equipo Culé, transformándose en la cuarta caída en forma consecutiva en Liga para los de Nervión.

Cualquier ilusión Sevillista de traerse algún puntito del reducto Blaugrana se esfumó por completo cuando a los 4 minutos de recién comenzado el complemento, después de un desvío Escudé en propia valla marcó el primer gol del partido. Hasta ese momento, Sevilla llevaba bien el trámite. Sin incomodar mucho a Víctor Valdez, pero manteniéndose bien parado en la defensa, con un Palop que otorgó toda la seguridad posible desde el arco.

Pero tras la apertura, todo lo construido se desmoronó. Porque el Barça después de ponerse en ventaja se convirtió en el Barça que todos conocemos. Ése equipo intratable que por momentos nos hace pensar que nadie le puede sacar la pelota.

Y así llegaron los demás goles, uno por uno, como puñales. Pedro a los 25, y Messi en dos ocasiones, a los 39 y con el tiempo ya cumplido, coronaron la goleada. Al mismo tiempo, el argentino se convirtió en el futbolista más joven en pasar la barrera de los 100 goles con la camiseta del elenco catalán. Todo les salió, todo.

Por el lado de Sevilla quedan muy pocos aspectos que destacar. Palop volvió a estar a la altura de las circunstancias, y el reciente refuerzo Stankevicius cumplió. Navas no se sintió cómodo cuando se recostó por el medio, y en la delantera, una vez más, faltó peso. Sin Kanouté y Luis Fabiano en cancha, las ventajas otorgadas son muchas, y más si a la lista de ausencias se le suman por ejemplo, Squillaci y Diego Perotti. Igualmente esto no debe ser excusa, pero obviamente influye negativamente en el rendimiento del equipo de Jiménez.

Lo que queda es mirar hacia adelante, debido a que todavía quedan objetivos que cumplir e importantes compromisos por jugar. Entre semana se visita Riazor, y para Sevilla el choque con el Depor, tiene que ser la final del mundo. Así de sencillo.

EL DÍA QUE LUIS FABIANO SE RECIBIÓ DE ÍDOLO

3 Comentarios















Grandes Triunfos: SEVILLA 3 - 0 Betis (6/01/2008)

En ésta nueva sección me daré el gusto de repasar grandes triunfos Sevillistas. Grandes emociones, partidos inolvidables. Para volver a vivir momentos únicos e la historia del Sevilla Fútbol Club.

El primero de los partidos no podía ser otro que un derby. Sevilla-Betis, es uno de los clásicos más apasionantes del fútbol español, y lo podríamos comparar en Argentina con un Rosario Central-Newell's.

Sevilla el 6 de enero de 2008, por la temporada 2007/08, venció a su rival de toda la vida por 3 a 0, con goles de Luis Fabiano en dos oportunidades y Daniel Alves de tiro libre.

De ésa manera, el equipo ya por ese entonces dirigido por el actual entrenador, Manolo Jiménez, daba muestras de supremacía por sobre el otro equipo de Andalucía, haciendo valer la generación dorada plagada de triunfos de los de Nervión, que dio inicio allá por el 2006.

Sevilla 3, Betis nada. Un clásico para el recuerdo. Imborrable por el juego, el lleno del estadio, y obviamente, el resultado.

Formación SEVILLA FC
:
De Sanctis; Daniel Alves, Mosquera, Escudé, Dragutinovic; Jesús Navas, Poulsen (Martí, 79'), Keita, Capel (Chevantón, 71'); Kanoute y Luis Fabiano (Adriano, 64').

Formación Real Betis: Ricardo; Melli, Juanito, Rivas (Toni, 28'), Damià; Rivera, Arzu; Sobis (Leandro Somoza, 46'), Edu, Mark González (Xisco, 69'); y José Mari.

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.

Goles: 1-0: Min. 26, Luis Fabiano. 2-0: Min. 42, Luis Fabiano. 3-0: Min. 62, Daniel Alves.

ÉSTA VEZ, LA DERROTA SE FESTEJÓ

0 Comentarios















SEVILLA 0 - 1 Barcelona (Octavos de Final)


Barcelona ganó 1 a 0 en el Pizjuán, pero la alegría fue toda Sevillista. Porque el conjunto de Manolo Jiménez, gracias a la gran victoria conseguida hace una semana en Camp Nou, dejó sin Copa al super-poderoso equipo de Guardiola, para de ésta manera arribar a los cuartos de final.

El encuentro fue intenso de principio a fin, con un Sevilla que saltó a la cancha con una idea fija, la de no resignar terreno, posesión e iniciativa, debido a que, tal cómo había declarado días atrás Renato, si los de Nervión cedían protagonismo, seguramente el resultado de la eliminatoria hubiera favorecido a los catalanes.

Por eso, Sevilla salió a comérselo crudo al Barça, desde el minuto cero. Lo presionó en todos los sectores, más que nada en el mediocampo con el nacional Duscher como bandera, en donde la misión fue cortar el circuito Xavi-Iniesta. Y a partir de ello, los de Andalucía se dedicaron a hacer correr la pelota, redondeando un primer tiempo en el que los locales superaron al Barcelona en juego y situaciones. Jesús Navas estuvo incontrolable por la banda derecha, y Sevilla pudo haberse ido al descanso arriba en el marcador, si no fuera por una errónea decisión del colegiado Clos Gómez. El árbitro cobró una inexistente falta de Negredo sobre el golero Pinto, cuando el primero ante una salida en falso del arquero le robó la pelota lícitamente, para que posteriormente Navas convierta el gol. Así culminó la etapa inicial, en tablas.

El partido largo de 180 minutos se acababa, y el elenco Culé alguna vez iba a reaccionar. Y fue en el complemento, en donde se vieron los mejores momentos de la visita. Aparecieron Ibrahimovic, Messi y Xavi, aunque el sufrimiento no hubiera existido si un rato antes de la llegada del único gol del partido, Clos Gómez convalidaba un tanto legal nuevamente de Navas. El canterano picó habilitado y definió bárbaro ante la salida del arquero, pero el árbitro a instancias del juez de línea, marcó posición prohibida.

Ése hecho fue el que terminó de convencer al Barcelona que era su momento en la serie, y a los 18 Xavi lo trasladó al resultado. Con un preciso remate desde las puertas del área mayor marcó el solitario gol del choque. Y luego, a los 22, Messi pudo liquidar la ilusión Sevillista, cuando estrelló un remate en el palo. A partir de allí, Palop cerró su arco y se convirtió en figura. Las cartas ya estaban hechadas. Barcelona algún día tenía que perder.

Y fue así, Sevilla con ímpetu, y muchos pulmones se quedó con la eliminatoria, para meterse en los cuartos de final. Los goles de Capel y Negredo hace 7 días, pesaron para que los de Nervión sigan su camino hacia el objetivo copero. Deportivo La Coruña, verdugo de Valencia, será el próximo escollo. Pero ese es otro tema. Aquí la noticia es que Barcelona, "el invencible", quedó fuera de la discusión ante uno de los pocos equipos que hoy en día le puede dar batalla.

KANOUTÉ Y UNA REMONTADA HISTÓRICA

0 Comentarios













Kanouté, de espaldas con la número 19, festeja junto a sus compañeros la hazaña lograda en el partido inaugural de la Copa África.

Por éstas horas, Fréderic Kanouté es extrañado en demasía por los pasillos del Sánchez Pizjuán. Sin el y Luis Fabiano en la delantera, Sevilla ha perdido una importante cuota de gol, que demandó una sequía de puntos en la Liga que lo dejan momentaneamente fuera de los puestos de Champions.

¿Porqué está ausente? El temible delantero se encuentra disputando la Copa África de Naciones con su seleccionado, Malí, que ayer protagonizó una de las grandes epopeyas que se vieron dentro de un campo de juego en los últimos tiempos.

Malí es un equipo humilde que cuenta con dos figuras, el mencionado Kanouté y Seydou Keita, elemento del Barcelona. Para el partido inaugural el conjunto de Fréderic enfrentó al local, Angola, que de entrada demostró con goles porque era el favorito a quedarse con el choque. 4 a 0 era la victoria parcial a solo 10 minutos para el cierre del encuentro.

Pero ocurrió lo inesperado, lo que hace que el fútbol aún hoy, sea un juego parejo, de once jugadores, contra once contrarios. Los angoleños se confiaron, y vaya que lo pagaron caro. En el íncreible lapso de 13 minutos Malí puso el partido como al principio, 4 a 4.

El primer descuento se dio a los 35 del complemento a traves de Keita. Nadie imaginaba lo que estaba por venir, porque ni siquiera el genial cabezazo del Sevillista Kanouté para poner el 2-4 a los 43 minutos, encendió la llama de la esperanza ni mucho menos. Quedaban dos, más lo que iba a adicionar el árbitro. Prácticamente imposible.

Aunque la razón, a veces no es amiga de éste deporte. Cuando el puñado de hinchas de Malí se destinaba a retirarse del estadio, conforme con los dos tantos que hacían que la goleada no sea tan dolorosa, el destino futbolero les tenía preparada una sorpresa. Una sorpresa inolvidable.

A los 47 nuevamente Seydou Keita se hizo presente en la red, y 60 segundos más tarde, cuando ya a los muchachos de Angola les empezaron a temblar las piernas por miedo al papelón, Yatabare desató la locura de todo Malí. ¡4 a 4!

Un encuentro memorable, apasionante, lleno de matices que lo situarán por siempre en la retina de las grandes hazañas deportivas. Para aquellos plateistas que suelen retirarse antes de tiempo, cuando ven que su equipo no puede torcer la historia. Ahora, con éste partido quizás se quedarán hasta el final en sus asientos. Porque Malí y Kanouté lo hicieron posible.

SIGUE PERDIENDO TERRENO

1 Comentarios















SEVILLA 1 - 2 Racing Santander (Fecha 17)

Cuesta creerlo pero Sevilla cosechó su tercera derrota al hilo en la Liga. En esta ocasión fue 1-2 ante Racing de Santander, y como frente al Getafe en el cierre del 2009, nuevamente en el Sánchez Pizjuán, que sorpresivamente se ha convertido en la presente temporada en un escollo duro de roer para el elenco Andaluz. Porque de las últimas seis localías, la alineación de Jiménez sólo venció a Villarreal, empató en tres oportunidades y cayó en las dos restantes.

De ésta manera, el conjunto Sevillista deja pasar una chance muy propicia de meterle presión a los tres animadores, Barcelona, Real Madrid y Valencia que juegan mañana, pasando a tomar relativa importancia el cotejo entre el equipo Merengue y Mallorca, ya que si los últimos sacan algún punto del Bernabeú, dejarían momentaneamente fuera de los puestos de Champions a los de Nervión.

El partido, a pesar de la derrota, fue emocionante, con un ida y vuelta constante. Nuevamente como en los choques frente a Málaga y Getafe, Sevilla tuvo que remar de atrás, culminando la primera parte dos goles por debajo del marcador. Racing sin dudas sorprendió a los locales a través de la notable aparición de un canterano, Sergio Canales, que jugó unos 45 minutos iniciales notables, demoledores. El jóven delantero anotó la apertura a los 27 después de definir sutilmente ante la salida de Palop, y el segundo a los 37, produciendo una auténtica joya. Canales dejó desparramado a cuanta camiseta blanca se cruzó en su camino hacia el gol, lo que hizo que hasta los mismos Sevillistas aplaudieran de pie la obra de arte consumada por el pibe.

A Sevilla no le quedó otra que irlo a buscar en el complemento. Casi sin ideas, pero con ganas, empuje. Con Koné y Negredo como atacantes bien definidos, tratando de lastimar por las bandas con la presencia de Perotti y Capel. Pero no hubo caso. Una mínima luz de esperanza se generó con el descuento de Romaric a 29 minutos del epílogo, aunque no se pudo hacer mucho más. Sevilla volvió a extrañar horrores a Luis Fabiano y Kanouté, y lo penó en ataque. Racing ganó bien, 2 a 1.

Otra derrota, otro tropezón en el camino. En estos días habrá que corregir errores y olvidarse de todo, para decididamente focalizarse en el partido de Copa frente al Barcelona. Hoy por hoy, para volver a la senda victoriosa que tuvo como serio partícipe a Sevilla en gran parte de la presente temporada, no hay mejor oportunidad que la que se presenta entre semana. Volver a ganar como local frente al mejor equipo del mundo y llegar a cuartos de final. Para que no queden dudas de lo que puede dar éste equipo.

SEVILLA Y LAS JÓVENES PROMESAS DE TUCUMÁN

0 Comentarios
Triunfar en el fútbol es el sueño de muchos jóvenes. Llegar a ser un jugador profesional es el anhelo de miles y miles de chicos en el mundo, que llevan su ilusión detrás de una pelota.

Pero ser alguien en el deporte, nunca fue fácil. Por eso, es valorable que alguien les tienda una mano a aquellos que forman parte de la juventud sana y que van en busca de una meta deportiva. Aquellos chicos que en la Argentina de hoy salen de la calle, se alejan de las "malas juntas" y van al potrero, a pasar un buen rato junto a sus amigos.

El Sevilla Fútbol Club por ejemplo, cuenta con una escuela de fútbol en nuestro país, más precisamente en la provincia de Tucumán, llamada Ramón RodríguezMonchi.

Éste emprendimiento llevado a cabo en Concepción de Tucumán desde hace seis años, es presidido por Roberto Alés y es apoyado oficialmente por la comisión directiva del Sevilla FC, encabezada por su presidente, José María del Nido.

Las pequeñas promesas que se forman aquí (chicos de 10 a 18 años), más tarde podrán disfrutar de la oportunidad única que significa viajar a España con la ilusión de pasar a formar parte de la entidad Andaluz. Esteban Sachetti (foto) por ejemplo, surgió de la escuelita de Tucumán y actualmente se encuentra en el plantel de la filial del club, el Sevilla Atlético, además de ser el capitán del Sevilla "C".

Igualmente, lo más importante es que en ésta entidad, se les da un lugar a los jóvenes para practicar una actividad sana, sacándolos de los sitios peligrosos y alejándolos de la delincuencia que se apropia de nuestra juventud en la cotidianidad. Y además, lo que es más importante aún, éstas instituciones forman a los chicos como personas, inculcando valores de amistad, compañerismo y respeto. Valores que en los tiempos que corren, los clubes tienen la importante responsabilidad de transmitirlos, debido a los serios problemas que atraviesa la educación argentina desde hace mucho tiempo.

Por eso, sin dudas Sevilla Tucumán es un ejemplo a seguir por donde se lo mire. El espacio ideal para más que formar buenos jugadores de fútbol, mejores seres humanos.

EN VÍSPERA DE REYES, SEVILLA VOLVIÓ A SER SEVILLA

3 Comentarios















Barcelona 1 - 2 SEVILLA (Octavos de Final)


Mejor momento para levantar cabeza, imposible. Sevilla después de un par de actuaciones en Liga que generaron dudas en sus simpatizantes se despachó con un triunfazo en el Camp Nou ante el multicampeón Barcelona, en marco de la ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Fue éxito por 2 a 1, con goles de Diego Capel y Álvaro Negredo de penal.

El partido se dio como se esperaba, con un excelente planteo del técnico Manolo Jiménez que, sin achicarse ante la dura parada, aceptó de antemano la superioridad del que es hoy el mejor equipo del mundo, y le cedió la iniciativa. Sevilla, consiente de sus limitaciones por ausencias, asedió a los catalanes desde la presión, y estuvo casi todo el juego parado muy firme en defensa, a excepción del único gol del equipo Culé.

Por su parte, Barcelona tenía la obligación de sacar un buen resultado de cara a la vuelta, y es por eso que desde el arranque tomó las riendas. Aunque en frente se vio sorprendido por once leones, que no dieron espacios, que asfixiaron en todos los sectores de la cancha, y que a pesar de no contar con Luis Fabiano ni Kanouté, se mostraron rapidísimos en el contra-ataque.

El conjunto de Guardiola fue claramente superior en los primeros 45 minutos, pero no logró sacar diferencias, a pesar de que Lionel Messi y compañía contaron con algunas situaciones muy propicias para abrir el marcador, aspecto que a la postre le jugaría en contra al local (la Pulga estrelló un tiro en el palo, por ejemplo).

Porque lo que el Barça falló en la etapa inicial, Sevilla lo transformó en gol en el segundo tiempo. Los de Nervión crecieron, y le faltaron el respeto al campeón en su casa. Y claro, porque si Sevilla se lo propone, ya ha quedado demostrado que le puede ganar a cualquiera. Y así fue.

A los 13 del segmento final Diego Capel marcó el primer gol del encuentro, tras un desborde por la izquierda de Diego Perotti, quien envió el centro atrás que no alcanzó a conectar Renato pero sí el rubio volante Sevillista. Y a pesar de que cuando solo restaban 17 minutos para el epílogo Barcelona igualó a través del sueco Ibrahimovic luego de una salida en falso de Palop, el conjunto Andaluz supo recuperarse rápidamente del golpe.

60 segundos más tarde, Chygrynskiy lo tomó dentro del área al determinante Capel, el árbitro Pérez Burrull no dudó y sancionó la pena máxima, que transformó en gol Negredo desde los doce pasos. Allí Sevilla cerró la persiana y el partido: 2-1.

Si bien no hay que confiarse, debido a que la ventaja es corta y el rival es de los más duros, se consiguió un excelente triunfo, de los más importantes de la temporada. Con ausencias importantes, pero demostrando que igual se puede. Había que salir de la mala racha. Y se logró de la mejor manera.

COMENZÓ EL AÑO CON EL PIE IZQUIERDO

0 Comentarios


















Atlético Madrid 2 - 1 SEVILLA (Fecha 16)

A la inesperada noticia del problema cardíaco de Sergio Sánchez que lo va a mantener alejado de las canchas por tiempo indeterminado, se le sumó la primera derrota en el 2010. Obviamente, lo importante es lo primero, pero el traspié de ésta tarde dejó preocupados a todos los fanáticos Sevillistas. Porque créanme, el partido se regaló. Dos errores defensivos fueron determinantes para que Atlético de Madrid le gane a Sevilla por 2 a 1 en el Vicente Calderón.

Después de un primer tiempo aceptable, en el que el conjunto de Nervión abrió la cuenta en el epílogo del mismo, a través de una salida de un córner que posteriormente capturó con un certero cabezazo Renato, Sevilla se fue al descanso arriba en el luminoso. De ésta manera, definitivamente todo parecía encaminarse hacia un nuevo triunfo en condición de huésped, ya que territorialmente los de Manolo Jiménez controlaron a su antojo al elenco Colchonero.

Sin embargo, en fútbol nada está dicho. Cualquier análisis que se haga de antemano, no tiene sentido alguno si al comienzo del complemento, una falla inesperada te deja nuevamente en tablas. Navarro no rechazó, tomó la pelota el bueno de Forlán, remató ante la salida de Palop que despejó pero sin evitar que la "caprichosa" (hoy al menos lo fue) diera en la humanidad de Dragutinovic que la mandó al fondo del arco. Iban tres minutos del segundo tiempo, y ya todo estaba como al principio. Y lo peor, todo estaba como al inicio... por culpa del mismo Sevilla.

Y para colmo de males, ya sin Duscher en cancha por expulsión, una inexplicable falta cerca del área mayor con el tiempo ya cumplido, derivó en el tanto decisivo a favor de los capitalinos. Gran envío desde la derecha de Simao, y letal testazo de Antonio López.

No hubo tiempo para más. Tristeza, resignación, falta de respuestas. Derrota 1-2, y mal arranque de 2010. Un partido sin inconvenientes, se convirtió en el primer tropezón del año. Ahora lo de siempre, a mirar hacia adelante. Otra no queda. Hay que pasar el sofocón, como sea.

‚ 2009-2011 - Argentina es Sevillista | Design: Choen | Pagenav: Abu Farhan Top